10 cosas que hacer en Arraial Do Cabo. - Viajeros 360 | Blog de viajes
Brasil Tips de viaje

10 cosas que hacer en Arraial Do Cabo.

Karina
Escrito por Karina

Arraial Do Cabo nos enamoró por completo desde el momento en que llegamos. Su aire descontracturado, su ritmo mucho más tranqui, sus playas cristalinas y sus vistas de postal, nos dieron ganas de quedarnos mucho tiempo más. 

Si llegaste hasta acá es porque estás pensando en conocer este paraíso o ya planificando tu viaje. Hoy te contamos que hacer en Arraial do Cabo. 

1- Hacer el paseo en Barco. 

Si hay una actividad o tour que no te podés perder, es este. El famoso paseo en barco es LA actividad que tenés que hacer si visitas Arraial. Los paseos se hacen todos los días, saliendo desde el puerto de Praia Dos Anjos en la mañana (cerca de las 9:00), incluso en temporada alta salen también por la tarde. 

Arraial cel 52
En el puerto a punto de salir.
Arraial cel 39
En el puerto a punto de salir.
Arraial cel 47
Tasa de embarque.

Todas las empresas ofrecen el mismo recorrido, lo que varía son los barcos y la cantidad de personas que llevan. Por lo general lo mejor es elegir uno en que vayan menos cantidad, pero también hay barcos que van con música y más onda fiesta. 

Los lugares donde para son Ilha do Farol y Praia do Farol (solo se puede acceder de esta forma), As Prainhas do Pontal do Atalaia, Gruta Azul, Grieta de Nuestra Señora, Piedra del Gorila (estas tres últimas son visitas panorámicas, no bajas del barco), y una parada cerca de Praia do Forno para saltar del barco al agua y hacer snorkel (no desembarcas en la costa). Luego vuelve a Praia Dos Anjos. 

Arraial_-9
Disfrutando del paseo en barco.
Arraial_-3
Grieta de Nuestra Señora.
Arraial_-78
Gruta Azul.

Los tours toman entre 3 y 4 horas, y cuestan 70 reales más 8 que pagas una vez ahí de tasa de embarque (total cerca de 19 usd). Algunas empresas te cobran 80 con la tasa incluida, te conviene preguntar bien que incluyen. Incluyen alguna bebida (agua o refrescos dependiendo del barco), y algo para picar que en nuestro caso fue fruta cortada: ananá, sandía, melón, ¡delicioso!

Se puede reservar antes en alguna de las oficinas de turismo que van a ver por todos lados, o con alguno de los chicos que te ofrecen los tours en la playa. También podes ir directo sin reserva, pero en temporada alta puede que tengas que esperar un rato o no haya lugar, aunque son tantas las empresas que seguro te ubican en algún barco. Nosotros reservamos la noche anterior en un lugar cerca del hotel, y el barco se llamaba “Arraial Caribe”. 

Este paseo es una de las mejores cosas que hacer, ya que te permite conocer las playas más lindas y hacerte una idea general del lugar, además que te lleva a Praia Do Farol a la que solo se accede de esta forma. 

Arraial_-108
Praia Do Farol.

2- Bajar la escalera al paraíso en Prainhas do Pontal do Atalaia. 

Ya sea que llegues por el tour que comentamos antes, tomando un taxi boat desde Praia dos Anjos (cuesta 15 reales solo un tramo, o 25 ida y vuelta, más 2 de tasa de embarque- ida y vuelta son 6.5 usd aprox), o por tierra ya sea en vehículo alquilado o taxi, esta es una playa que no te podés perder. 

La playa en si misma es una belleza, arena blanca y agua bien azul y transparente, pero hay algo más. La escalera de acceso que baja hasta la playa, ofrece una postal y una de las fotos que seguramente más hayas visto en Instagram de este lugar. 

Arraial_-124
Prainhas do Pontal do Atalaia.

Si vas por tierra vas a tener que bajar necesariamente por esta empinada escalera, pero si llegas por agua te recomendamos que igual vayas a conocerla. Si, hay que hacer el esfuerzo extra de subir jaja pero les aseguramos que las vistas lo valen. 

El mar turquesa visto desde arriba, con la Ilha do Farol recortada en el paisaje de fondo, y esa escalera bajando hasta el paraíso, es una belleza.

Eso si, sacar una foto sin gente es casi misión imposible, te recomendamos que si esta es tu idea vayas a primera hora del día. 

Arraial_-121
Escalera a Prainhas do Pontal do Atalaia.

3- Darte un chapuzón en Praia do Farol. 

Esta playa está ubicada en la Ilha do Farol, y solo es accesible mediante los tours. Se trata de una reserva, por lo cual está limitado el tiempo permitido que cada barco puede permanecer en la playa a solo 40 minutos. De esta forma se intenta preservar un poco el lugar de la cantidad de gente que recibe a diario. 

A la playa no se puede bajar con mochilas, sino solo con lo básico, y está delimitado hasta donde podés ir. Hay un puesto de control de la Marina, y si te salis de ese límite te van a llamar la atención. 

Esta playa es espectacular, y el agua es super transparente, una belleza. Darse un chapuzón ahí es algo que no te podes perder en tu viaje. 

Arraial_-47
Praia Do Farol.
Arraial_-93
Praia Do Farol.

4- Ver las vistas desde la Trilha a Praia do Forno. 

Si hay otra postal conocida de Arraial, y que también vas a ver mucho en Instagram, son las vistas de Praia Do Forno desde lo alto. 

Estas vistas son de la trilla o sendero que te lleva hasta Praia Do Forno, y están justo antes de comenzar a bajar rumbo a la playa. Hay una especie de mirador con un banquito de madera, pero la vista famosa y la mejor foto es detrás de ese banquito. Solo hay que seguir un poquito más por las piedras, y llegas hasta unas piedras grandes que están más sobre el borde. No es riesgoso, ya que es una superficie donde podés estar cómodamente. 

La postal que se ve desde ese punto, es una belleza. Praia Do forno en todo su esplendor, llena de colores y contrastes, con los morros de fondo, y las plantas de cactus enmarcando esa imagen. Hermoso. 

Como tip, si quieren verlo en la mejor hora y con sol, vayan en la mañana o en la tarde temprano, ya que luego el sol se pone detrás del morro y por ende la playa tiene sombra. 

Arraial_-187
Vistas antes de llegar a Praia Do Forno.
Arraial_-161
Vistas antes de llegar a Praia Do Forno.
Arraial_-181
Vistas antes de llegar a Praia Do Forno.
Arraial_-192
Llegando a Praia Do Forno.

5- Ver el atardecer en Praia Grande. 

Nada como terminar una jornada espectacular de playa con un atardecer soñado. ¿Cuál es el mejor lugar para verlo? Praia Grande. 

El sol se oculta en el agua, y se ve de un naranja intenso que tiñe la playa de colores pasteles increíbles. Esta playa es la que tiene más arena, la más amplia, así que hay mucho lugar donde instalarse aún en temporada alta. 

Arraial_-66
Disfrutando del atardecer a orillas del mar en Praia Grande.
Arraial_-71
Disfrutando del atardecer a orillas del mar en Praia Grande.
Arraial_-70
Disfrutando del atardecer a orillas del mar en Praia Grande.

Nosotros fuimos dos días, el primero lo vimos desde la orilla del agua, donde éramos un montón, y el segundo desde unas dunas de arena que hay mas alejadas, donde estábamos prácticamente solos aún en plenísima temporada alta. 

Si no queres bajar al arena podes verlo desde la rambla o desde un mirador que hay al inicio, donde todo el mundo se va acomodando un rato antes para tener primera fila. La realidad es que se ve de la misma forma desde todos los puntos, ya que la rambla y las dunas son elevadas, por lo cual no se si vale la pena estar todos apretados en el mismo lugar.

Si nos preguntan, nuestra recomendación es ir a las dunas con una cervecita helada o un agua de coco, y disfrutar desde ahí de una puesta del sol increíble más tranquilos. 

Arraial_-198
Atardecer desde las dunas en Praia Grande.
Arraial_-200
Atardecer desde las dunas en Praia Grande.
Arraial_-10
Atardecer desde las dunas en Praia Grande.
Arraial_-204
Atardecer desde las dunas en Praia Grande.
Arraial cel 35
Atardecer desde el mirador en la rambla de Praia Grande.

6- Comer algo al paso en algún puesto callejero. 

No llegaste a Brasil mientras no pruebes o comas algo en algún puesto. Es así. Hay tantas opciones de comidas, que es imposible que no encuentres algo que te guste. 

Desde los famosos choclos en la playa, pasando por el refrescante y típico Acaí (un helado que se hace con una fruta llamada acaí y que es considerada incluso un super alimento por todos los beneficios que tiene) servido con frutas, pan de queso, camarones, queso calentito servido en unos palitos, empanadas, fruta tropical, churros con dulce, hasta comidas un poco más elaboradas como puede ser carne asada servida estilo brochette, papas con salsas, y la lista sigue. 

Arraial_-11
Cena en Praia Grande.

¡Pero esto no es todo! También tenemos las bebidas, que van desde agua de coco hasta caipirinhas, licuados y jugos para todos los gustos. 

Hemos comido de todo un poco y todo fue un super éxito, delicioso y fresco. Lo único que les recomendamos (por experiencia propia) es que tengan cuidado con el consumo de jugos, licuados y bebidas con hielo, ya que son comunes las enfermedades estomacales. 

Pero con lo que esté cocido no hay mayor inconveniente, y es todo muy rico. Especialmente, ¡el Pan de queso!

Arraial_-12
Caipirinhas en la playa.

7- Subir hasta la cima y ver las vistas en Prainhas do Pontal do Atalaia. 

Si bien el punto más famoso es la escalera, hay otro lugar tal vez menos conocido y con unas vistas igual o más impresionantes. Si! Antes de bajar la escalera a tu derecha, o si venis subiendo a tu izquierda, vas a poder tener una espectacular vista panorámica de la playa desde las alturas, con todos los barcos en la bahía y la hermosa Ilha do Farol de fondo. 

Esta postal es mucho menos conocida, y cuando nosotros fuimos no había más nadie en este punto, éramos los únicos. Si tu idea es además sacar fotos lindas y sin gente adelante, esta opción es ideal. 

Arraial_-143
Vistas de Prainhas do Pontal do Atalaia desde la cima.
Arraial_-138
Vistas de Prainhas do Pontal do Atalaia desde la cima.

8- Hacer Snorkel. 

Y por supuesto, donde haya aguas tan cristalinas si hay algo que no podes dejar de hacer es Snorkel! La visibilidad depende de la época en la que vayan y las condiciones del clima, pero cuando nosotros fuimos el agua estaba calma y bien transparente en la mayoría de las playas, lo cual las hacía ideales para snorkel. 

En algunas playas los alquilan, pero si tienen el suyo pueden llevarlo y tenerlo a mano para hacer snorkel cuando quieran. Nosotros llevamos el nuestro y la verdad ni ocupa ni pesa tanto, y nos permite hacerlo sin depender de un lugar donde alquilarlo. 

En el paseo en barco, al menos con la empresa que fuimos nosotros, no te dan equipo de snorkel. Si tenes el tuyo o lo alquilas podes llevarlo y aprovechar para cuando hacen la parada en Praia do forno al final del recorrido. 

Arraial_-113
Paseos en barco.

También podés hacer tours y paseos específicos de snorkel. 

Las playas más recomendadas para snorkelear son a nuestro criterio Prainhas do Pontal do Atalaia por su visibilidad (aunque tenés que alejarte un poco de la zona de barcos porque los peces no están ahí), y Praia Do Forno, sobre todo más sobre la zona de piedras. Llegamos a ver incluso tortugas, ¡una belleza!

Arraial_-169
Tortuga en Praia do Forno.

9- Ir a conocer Buzios y/o Cabo Frío. 

Si vas a estar varios días, podés ir a conocer los balnearios vecinos. Cabo Frío está solo a 13 km, y podés tomar un bus para llegar. Hay buses que conectan ambas ciudades a diario y en varios horarios. La Praia da Ferradura es la más famosa, y dicen que es super linda. 

Buzios, famosa a nivel mundial y más urbanizada que Arraial, está a solo 37km al norte. Podés ir por tu cuenta ya sea en bus o vehículo alquilado, o hacer un tour por el día para conocer esta ciudad. 

Nosotros lo dejamos pendiente, ¡así que ya tenemos (otra) excusa para volver!

10- Disfrutar un día de playa. 

Arraial es famoso por sus playas, y después de las que les mencionamos antes y viendo las fotos, se darán cuenta de por qué. Si hay algo que tampoco se pueden perder entonces en su visita a este lugar, es disfrutar de un buen día de playa. Esto es, elegir de las playas cual o cuales les gustaron más, e instalarse a disfrutar como se debe. Sin apuros, sin horario de vuelta, sin tener que estar mirando si el barco se fue. 

Arraial_-52
En el taxi boat camino a Prainhas do Pontal do Atalaia.
Arraial_-55
Prainhas do Pontal do Atalaia.

Escribimos un post donde hacemos un ranking de las mejores playas, y les contamos cual es nuestra favorita. Pueden leerlo acá. 

Nosotros nos instalamos tranquilos tanto en Praia do Forno como en Prainhas do Pontal do Atalaia, y fue un éxito. En Prainhas incluso logramos alquilar una sombrilla con sillas, y nos instalamos todo el día a disfrutar del agua cristalina, el sol y esa arena blanca y suave bajo nuestros pies. Van a ver que muchos incluso se llevan conservadoras con comida y bebida fría para instalarse literalmente todo el día. 

Arraial_-16
Logramos alquilar una sombrilla y reposeras.

En casi todas las playas van a encontrar lugares donde comprar comida y bebida fresca, a precios un poco más altos que en el centro de la ciudad, pero tampoco prohibitivos.

En caso de que quieran ahorrar pueden llevarse alguna bebida y luego comprar más tarde, llevar una conservadora, o llevarse incluso un picnic en alguno de esos bolsitos térmicos que mantienen todo fresco. Si tienen la posibilidad, llevar las botellas de agua congelada siempre es un acierto. 

IMG_7742
Disfrutando de una cervecera fría en Prainhas do Pontal do Atalaia.

Sea como sea que vayan, realmente un lujo que hay que permitirse una vez allá. Y si quieren asegurarse poder alquilar sombrilla y reposeras (sobre todo en temporada alta), les recomendamos madrugar porque después se agotan. Nosotros ligamos y tuvimos suerte en Prainhas, pero estaba todo llenísimo.

Arraial_-4

¡No se olviden de llevar factor solar, gorro, y agua para mantenerse hidratados!

Esperamos les guste y les sirva la info para planificar su viaje o inspirarlos a visitar este hermoso lugar. Pueden leer todo lo que hemos escrito hasta ahora acá. 

Como siempre, ya saben que nos pueden dejar sus dudas y comentarios debajo, y que nos ayudan compartiendo para que este post llegue a más viajeros 😊

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.