Cerditos nadadores en Bahamas. - Viajeros 360 | Blog de viajes
Bahamas Tips de viaje Vuelta al mundo

Cerditos nadadores en Bahamas.

Karina
Escrito por Karina

¿Alguna vez vieron un video de una playa de agua turquesa y arena blanca, donde hay cerdos nadando? Bueno, ¡nosotros también! Y como siempre que vemos algo que nos llama la atención o nos da curiosidad, investigamos dónde es, y nos lo anotamos en nuestra lista de “cosas que quiero hacer”.

Así que ya desde hace mucho tiempo habíamos anotado que el día que visitáramos las Bahamas, queríamos conocer a estos cerditos playeros. Lo cierto es que, si bien nos parecía súper curioso, y Bahamas siempre sonaba como un destino de playa digno de visitar, muy nombrado por los norteamericanos en todas las películas y series, no era algo que estuviese en nuestras prioridades como un viaje en sí mismo.

Como todo, las oportunidades se dan en la vida, y ya habiendo decidido que visitaríamos Miami, empezamos a ver la posibilidad de visitar las Bahamas. La intención era hacer unos días de “vacaciones” y playa, antes de entrar al frío que nos esperaba en NY

Bahamas-17

Después de investigar bastante descartamos la idea de hacerlo con un crucero, y una de las principales razones fue justamente esta: los cruceros no hacen parada en Exuma y, por lo tanto, no podríamos conocer ese paraíso ni tampoco a los cerditos.

Así que, ya sabiendo que lo haríamos por libre, elegimos visitar dos islas: Nueva Providencia, donde está Nassau, y Gran Exuma. 

Como no fue algo que lleváramos planificado con mucha anticipación, llegamos a Exuma sin tener absolutamente nada reservado… y cuando digo nada, es realmente nada, ¡ni siquiera teníamos el alojamiento! 

Luego de lograr instalarnos, empezamos a ver la disponibilidad para el tour de los cerditos. Teníamos unos días en Exuma, así que pensamos que sería fácil, ya que era el único tour que queríamos hacer, no era difícil de cuadrar. ¡Error! Finalmente lo logramos, tan a último momento, que desde la playa nos fuimos directo al aeropuerto, y casi casi no llegamos a tomar el vuelo rumbo a Nueva York. 

En este post les contamos todo lo que tienen que saber para ir a conocer a los cerditos nadadores y nuestra experiencia completa. ¡Empezamos! 

¿Dónde están los cerditos nadadores?

Los famosos cerditos están en Exuma, Bahamas. Para saber más sobre estas increíbles islas, les dejamos el link a este post donde les contamos todo. 

La isla se llama Big major Cay, mas conocida como Pig Island o Pig Beach. Se ofrecen tours por el día completo desde Gran Exuma, y también tours de medio día. En ambos casos conoces ademas islas cercanas.

Cerditos nadadores Bahamas
Cerditos nadadores Bahamas-2
Cerditos nadadores Bahamas-3

Es una isla no habitada por humanos, sino solo por los cerditos. Ahora… ¿de dónde salieron estos cerditos? ¿Por qué viven en islas deshabitadas en medio de las Bahamas? 

Hay varias teorías, pero nadie lo sae a ciencia cierta. Algunos dicen que llegaron hasta ahí nadando desde una isla vecina, otros, que sobrevivieron a un naufragio y llegaron nadando. También esta la teoría de que navegantes los habían llevado a la isla como alimento, pero por razones desconocidas no volvieron mas y los cerditos se reprodujeron.

Como sea que hayan llegado hasta ahí, estos cerditos viven en el paraíso! Si bien la isla no esta poblada hay vegetación como para que se cubran y tengan sombra.

Cerditos nadadores Bahamas-12

¿Cómo llegar?

La mayoría de los tours salen desde George Town, en Exuma, y son hasta después de mediodía, o de día completo. Estos tours no solo van hasta la isla de los cerditos, sino que hacen otras paradas en el camino. 

Luego tenemos también la posibilidad de ir en un daytour desde Nassau, en este caso se hace todo el trayecto en barco, pero es aún más caro. Igualmente puede ser una buena opción para quien no disponga de tiempo, y no tenga problemas en gastar ese importe por ir hasta ahí.

¿Cómo hacerlo de forma más económica? Nuestra experiencia. 

Ahora, dicho todo esto, les vamos a contar el tour que hicimos nosotros. Realmente fue de esas cosas que pasan en los viajes y resultan aún mejores que lo que uno pensaba.

No solo nos costó menos de la mitad de dinero por persona, sino que además conocimos la isla de las iguanas que no estaba en nuestros planes, nos ahorramos otras visitas del tour de día completo hasta Major Cay que realmente no nos interesaban (como parar a comer en equis lugar, o conocer un hotel privado que está en una isla de camino hasta allá), y lo mejor, pudimos hacerlo en una mañana. 

Así que les vamos a contar todo para que, si están pensando en ir, ustedes también puedan ahorrarse una buena suma de dinero en el tour.

Cerditos nadadores Bahamas-10

Como les contamos, no habíamos llevado nada planificado, y nos costó mucho encontrar disponibilidad y/o precios medianamente aceptables. La realidad es que era carísimo y encima casi ninguno tenía lugar. Los tours de medio día que eran los más económicos solo tenían disponibilidad para dentro de una semana, o incluso diez días… desde el hotel intentaron contactarse con conocidos de ellos para intentar coordinar y hacernos un lugar en algún barco, y al parecer lo habían logrado. 

El día antes de irnos, nos levantamos tempranito, ya que nos venían a buscar a las 7am. Pasaba la hora y nada… esperamos un rato, pero ya era oficial: nos habían dejado plantados. Cuando logramos comunicarnos con la oficina, el barco ya había zarpado, sin nosotros. Se habían olvidado, ya que al haber sido un arreglo por teléfono entre el dueño de nuestro hotel y el del barco, no había quedado registro en la oficina y por lo tanto no habían enviado a nadie por nosotros. Nos queríamos matar, ¡que desilusión!

Ya en ese momento, dijimos bueno, otra vez será. No valía la pena amargarse, son cosas que pasan en los viajes y a veces no todo sale como uno quiere, menos cuando vamos haciendo las cosas sobre la marcha. Así que ya teniéndolo asumido, y sabiendo que esto en gran medida era error nuestro por no haber reservado antes, volvimos a la habitación para cambiar el chip y “re planificar nuestro día”.

Compramos algo para desayunar, y decidimos volver a Stocking Island de nuevo, ya que nos habíamos quedado con ganas de cruzar hasta el otro lado de la isla para ver la parte oceánica, que era lo que pensábamos hacer en la mañana siguiente. Nos olvidamos de los cerditos, y nos dispusimos a disfrutar de lo que teníamos, una isla con aguas cristalinas, manta rayas, y todo un día espectacular por delante. Para nada mal tampoco eh 😉 

Bahamas-222

Pasamos precioso, y nos quedamos ahí hasta última hora. Ya cuando estábamos viendo la puesta de sol, tomando unas cervecitas en la arena y grabando algunos videos, vimos que se acercó una lancha hasta la orilla. Bajaron 3 o 4 personas, y cuando se disponían a irse, se me ocurrió. ¿Harían tours? ¿O sería un barco privado? No decía nada, no tenía ningún anuncio pegado, ni veíamos que pareciera un barco como para ir hasta Big Major (era muy pequeño). 

Así y todo, decidí ir hasta ahí y preguntar. Ya llega un momento que uno pierde la vergüenza y cualquier tipo de sentido del ridículo, de ultima si era su barco me dirían que no y listo… incluso hasta me cuestioné ofrecerles hacer negocio, aunque fuera un barco privado jaja

Le pregunté al que estaba en el lugar del capitán si era su barco, y si hacía tours. Y me respondió que si. Se presentó como Levi, y me preguntó a donde queríamos ir. Le conté que teníamos intenciones de ir a conocer a los cerditos nadadores, que nos habían plantado el día anterior, y que solo teníamos la mañana siguiente para hacer el tour, ya que nuestro vuelo salía a la 1 por lo cual debíamos estar en el aeropuerto un rato antes. Realmente ahora que lo leo, yo misma me doy cuenta de la suerte que tuvimos, ¡porque era casi imposible que todo cuadrara tan perfectamente!

Me respondió que sí, que hacía tours para ver a los cerditos, que tenía dos lugares para el día siguiente, y que nos daría el tiempo perfectamente. Que el se aseguraría de que así fuera. No lo podía creer, y ya estaba esperando que me dijera un precio impagable.

Bahamas-198

Así que pregunté… para mi sorpresa, salía menos de la mitad que todos los demás tours. 70 dólares por persona. Y lo que era aún mejor, nos llevaría al aeropuerto, por lo cual nos ahorrábamos un taxi que nos costaría 25 dólares a cada uno. Así que el tour nos costaba 45 dólares. No lo podía creer. Ni consulté nada con Gastón, ya en ese momento coordiné todo y le dije que sí. 

Me respondió que estuviésemos prontos la mañana siguiente en la puerta del hotel a las 7, que Ronaldo nos pasaría a buscar. Me dio un poco de desconfianza, pensé que se iba a repetir la historia, pero no teníamos nada que perder. Así que estrechamos manos, y listo. Nada de dejar una seña, nada de pasarnos un teléfono, coordinamos como en la vieja escuela. 

A todo esto, Gastón seguía en la arena, de espectador, mientras yo hacía los negocios… ¡que fácil la ven algunos! Jajaja Claramente, pensó que estaría chusmeando de la vida de la langosta, y que me habrían dicho que no.

Pero para su sorpresa e incluso la mía, que no terminaba de creerlo, cuando volví llevé la buena nueva: al día siguiente nos pasaba a buscar Ronaldo, nos íbamos en ese barco a conocer los Cerditos, nos costaba la mitad que el otro, y nos llevaban al aeropuerto. ¿Mejor? ¡Imposible! Esa tarde, brindamos con alguna cervecita más en la playa 🙂

Al día siguiente, 7 menos cuarto estábamos prontos. Mochilas prontas, Check out hecho, desayuno comprado. Listos para la acción. Llevábamos una muda de ropa en la mochila de mano, y muchas ganas de conocer estas islas que tanto queríamos visitar. 

A las 7 en punto, ahí estaba Ronaldo. No podíamos más de la felicidad. Fuimos en su auto hasta el hotel Sunrise at Three Sisters, desde donde saldríamos. Levi es quien se encarga de este hotel, y los tours por lo general los hacen para la gente que se hospeda con ellos, por eso el barco es más pequeño que el de las agencias que ofrecen tours. 

Bahamas-256

Por si les interesa coordinar con ellos u hospedarse en el hotel, que tenía muy buena pinta, les dejamos el link a Airbnb. Tambien pueden ver los comentarios en TripAdvisor.

Una vez ahí en el hotel, nos quedamos un rato en el deck y paseamos por la preciosa playa que está justo en frente al hotel, que es la playa de Three Sisters. Sin duda si algún día volvemos a Exuma, vamos a quedarnos unos días ahí. La playa no es tan tranquila como en Stocking island, tiene más olas, pero realmente el color del agua y la vista, son impresionantes. 

Después de un ratito, llegaron nuestros compañeros que harían el tour con nosotros, ¡una pareja de italianos de lo más divertidos! Ya nos pusimos a charlar mientras esperábamos, porque resultó que con el oleaje, la lancha no podía acercarse lo suficiente a la orilla.

Bahamas-16

Así que fuimos por la opción B: Levi llevó el barco hasta un muelle a pocos km, y mientras tanto la esposa de Levi y Ronaldo nos llevaron en auto hasta el muelle. ¡Nadie dijo que fuera fácil el tema de los cerditos!

Una vez llegamos al muelle, Levi ya estaba ahí. Nuestras mochilas quedaron en el hotel, así que al regreso tendríamos que pasar por allí a levantarlas antes de ir rumbo al aeropuerto. Subimos al barco, ¡y zarpamos!

Apenas empezamos a navegar, volvimos a confirmar porque habíamos leído maravillas de Exuma. Aquello, es el paraíso. Aguas cristalinas de colores imposibles, diferentes tonos desde los azules profundos hasta los turquesas vibrantes, sin duda Exuma es uno de los mejores destinos playeros que hemos conocido. 

Mientras íbamos en la lancha a toda máquina, dos por tres saltábamos al agarrar una ola, y los comentarios de nuestro amigo el tano no se hacían esperar “Il tour della casa” decía jaja ¡Nosotros no podíamos ir más felices!

Bahamas-22
Isla de las Iguanas. 

Finalmente, llegamos a la primera parada: La isla de las iguanas. Cuando llegamos había otro barco allí en la orilla y un grupo de personas, pero nada comparado con otros destinos más masivos donde hemos estado con cientos de personas todos apretados en un mismo lugar. Exuma tiene eso, y por eso justamente es que también hay menos disponibilidad de servicios. 

Nos bajamos de la lancha para ver a las estrellas del lugar, decenas de iguanas, todas en la orilla del agua. ¡Algunas enormes! No teníamos realmente la idea de visitar este lugar, pero sin duda fue muy curioso verlas tan de cerquita. 

Luego de verlas durante varios minutos, nos dimos un chapuzón en esa playa… ¡era un crimen irnos de ahí sin darnos un baño en esas aguas! Nos hubiésemos quedado mucho más rato, pero aún faltaba conocer a los cerditos, así que subimos al barco y de nuevo, allá nos fuimos a toda velocidad. 

Bahamas-235
Bahamas-239
Bahamas-237
Bahamas-238
Bahamas-242
Bahamas-245
Pig Island. 

Después de varios minutos, llegamos. Había un barco allí cerca de la orilla, y una familia con un niño pequeño en la arena, pero no había más nadie. Ya cuando nos íbamos acercando en el barco se veía de lejos a los cerdos en la playa, ¡eran enormes! No sabíamos cuántos íbamos a ver, si eran todos grandes o veríamos también pequeñitos, no teníamos idea. Así que todo era una sorpresa. 

Enseguida al llegar, uno de los cerdos más grandes de todos vino nadando hasta el barco, y nosotros no podíamos más de la emoción jaja

Bahamas-255
Cerditos nadadores Bahamas-8
Cerditos nadadores Bahamas-9
Cerditos nadadores Bahamas-4

El italiano no paraba de comentar que antes, la mafia italiana “La Cosa Nostra”, usaba cerdos para desaparecer los cadáveres, porque “los cerdos comen todo, incluso cuerpos humanos”… dicho esto resultó menos tentador tirarse a nado con semejante cerdo más grande que uno, así que esperamos a que se fuera de nuevo rumbo a la orilla y ahí sí, al agua pato! Nosotros, porque ellos no bajaron del barco jaja

Nadamos un poquito y enseguida dimos pie, así que caminamos hasta la playa. Había algunos cerdos en el agua, la gente los alimenta entonces ellos se acercan a vos. Eso sí, recomiendan que siempre se los alimente en el agua, ya que sino pueden ponerse agresivos, sobre todo entre ellos, o incluso toparte. No hay que olvidar que no son animales peligrosos, ¡pero son enormes y pesan mucho! 

Ya en la orilla estuvimos un rato ahí viendo esa imagen tan diferente. Le dimos de comer a uno de los cerdos, pero no me sentí muy a gusto porque como decía, una vez que les diste de comer te persiguen, te pellizcan las manos, e incluso te topan para llamar tu atención. No son violentos, pero mejor así, más de lejos jaja

Cerditos nadadores Bahamas-5
Cerditos nadadores Bahamas-11
Cerditos nadadores Bahamas-13

Había varios cerditos bebés, y ahí se centró nuestra atención. ¡Divinos! También se animaban a nadar, pero mucho menos, y se notaba como de a momentos perdían flote y se les hundía su naricita redondita en el agua. Luego en la orilla iban caminando atrás tuyo, se acercaban, una ternura total. 

Después de un rato ahí, llegó la hora de irnos. Volvimos al barco, mientras algunos cerdos venían detrás nuestro… y a mi me daba un poco de pánico! Se que son solo cerditos, pero quiero verlos nadando con semejante bicho persiguiéndolos jajaja Más cuando pensaba en lo que había dicho el tano!

Lo único que me falta, es que me muerda un cerdo, y en el agua. Sería un caso de laboratorio jaja Pero a mi me suelen pasar este tipo de cosas, así que mejor no arriesgar. 

Cerditos nadadores Bahamas-14
Bahamas-250
La aventura para llegar a tomar el vuelo.

Subimos al barco felices, no podíamos creer que finalmente habíamos llegado. Ahora faltaba llegar a tiempo al vuelo, ¡y todo sería perfecto! El único detalle era el tiempo: faltaban dos horas para el vuelo. Cuando vimos la hora, no lo podíamos creer. Estábamos ensopados, recién subiendo de nuevo al barco, vaya a saber dónde, y en dos horas salía nuestro vuelo rumbo a NY. 

Por lo general no solemos ser muy nerviosos con este tipo de cosas, así que no tenía sentido alterarnos, eso no haría que llegásemos más rápido. Simplemente le preguntamos a Levi si llegaríamos a tiempo, a lo que nuevamente nos respondió “Relaaax my friend!”, así que transmitida la tranquilidad del capitán, decidimos hacer justamente eso. Relajarnos y disfrutar de lo que quedaba del paseo. 

Después de varios minutos, llegamos a la playa, y siendo las 11:44, subimos al auto. Se la hora exacta porque hasta grabamos ese momento… a una hora y cuarto de salir nuestro vuelo, nosotros estábamos en toalla, recién yéndonos de la playa. La esposa de Levi nos estaba esperando ya con el auto pronto en el puerto, así que subimos y nos fuimos en busca de las mochilas.

La idea era llegar con algo de tiempo para darnos aunque fuera una ducha allí en su hotel, pero no dio para nada más que para levantar todo y seguir ruta rumbo al aeropuerto. 

Bahamas-247

Es un aeropuerto híper pequeño, así que no hay que estar con la misma anticipación que en otros lugares, ¡pero menos de una hora nunca es para nada recomendable! Bueno, eso fue justamente lo que nos pasó. Cuando llegamos, la gente ya estaba haciendo fila para embarcar. Al ser todo tan informal y “playero”, no tuvimos problema, y nos dejaron ingresar. 

Despachamos las mochilas, nos dieron nuestros tickets, y nos pusimos en la fila de embarque. Mientras Gastón hacía fila yo me metí a un baño que había justo ahí al lado a cambiarme por lo menos la ropa mojada, y no llegar a EEUU directo de la playa jaja Me cambié, y luego él hizo lo mismo. 

Solemos llegar sobre la hora a los vuelos, y nos ha pasado más de una vez de pasar nervios por esto, pero pocas veces llegamos TAN sobre la hora!! No se lo recomendamos a nadie, pero la verdad que nosotros lo hacemos más de lo que nos gustaría.

Subimos al avión con la mochila llena de arena, ropa mojada, y toda la sal de las Bahamas encima, pero nada nos importaba: porque aquello, ¡había sido un éxito!! ☺

Nos fuimos con la felicidad de haber logrado cumplir la misión de los cerditos, y encima, con una aventura y mil anécdotas más de las que todavía nos seguimos riendo. 

Bahamas-241

Conclusión y recomendaciones. 

Como conclusión, les recomendamos totalmente hacer este paseo, e incluso algunos más a otras islas si van a estar más días. Realmente ver los diferentes tonos del agua, y recorrer esas islas que son pequeños paraísos, vale la pena. ¡Y ni que hablar de ir a conocer a los cerditos! A nosotros por lo menos, nos encantó. 

Si pueden contactar a Levi, no duden en hacerlo. Los costos son mucho más económicos, y de verdad que son muy buena onda, responsables, ¡unos genios! Y su hotel, si bien no lo vimos por dentro, tiene una ubicación perfecta, una playa realmente bonita, y un deck hermoso donde relajarse con esa vista espectacular, así que parece una opción muy tentadora para pasar unos días. 

Bahamas-21

No está en la ciudad, pero tengo entendido que se puede coordinar traslados con ellos o incluso alquilarles alguno de sus vehículos. 

Eso si, si su intención es ir tranquilos, y asegurarse el paseo, les recomendamos reservar con tiempo. Esto les ahorrará dolores de cabeza, locuras varias, y les permitirá organizarse mejor en caso de que surja cualquier imprevisto (por ej que el paseo se suspenda por mal tiempo). 

Desde nuestro punto de vista, con el paseo de medio día es más que suficiente y da para conocer ambos lugares. Luego si tienen más tiempo, o si el gasto no les resulta un problema, pueden optar por hacer un tour más completo, o que incluya comidas por ejemplo.

Para nosotros no es algo fundamental, preferimos hacerlo de forma más económica y luego comer por nuestra cuenta, pero lógicamente esto va en gustos y si van en familia, o con niños pequeños, tal vez les resulte mejor esta opción.

Pueden ver el video de la experiencia completa en nuestro canal de YouTube (suscríbanse para no perderse nada!). También escribimos mucho mas sobre Bahamas en el blog, pueden verlo acá.

Bahamas-244

¿Qué dicen? ¿Les gustaría conocer a los famosos cerditos nadadores?

¡Cuéntennos debajo! Y si les gustó ya saben, nos hacen felices si comparten este articulo en sus redes para que llegue a mas viajeros ☺

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.