Devil's Pool, Cataratas Victoria. - Viajeros 360 | Blog de viajes
Favoritos Historias 360 Vuelta al mundo Zambia

Devil’s Pool, Cataratas Victoria.

Karina
Escrito por Karina

Allá donde hay alguna actividad diferente, loca, llena de adrenalina, o todas las anteriores juntas, vamos nosotros. Así que cuando vimos hace unos años sobre este increíble lugar, donde era posible bañarse al borde del abismo en una de las cataratas más grandes del mundo, pasó a estar en nuestra enorme lista de “cosas que quiero hacer alguna vez en la vida”. 

Cuando empezamos a planificar nuestro viaje de vuelta al mundo, ni lo dudamos: era la oportunidad perfecta, ya que queríamos dedicar gran parte del viaje a conocer más del continente africano. 

Hoy les contamos todo sobre este lugar y esta increíble experiencia, ¡tomando un refrescante baño al borde de las Cataratas Victoria!

¿Qué es este lugar y donde está ubicado?

Las Cataratas Victoria soncomo mencionamos, unas de las más grandes del mundo, siendo de hecho las más largas en extensión, con nada más y nada menos que 1.7 km de largo. Su altura es de 110 metros aproximadamente. 

Su nombre local es Mosi-Oa-Tunya, que significa Humo que truena. ¡Y si que truena! El nombre Victoria Falls le fue dado en honor a la Reina victoria, ya que fue David Livingstone, un misionero y explorador escocés, quien visitó (porque descubiertas ya estaban) las cataratas en 1855 y las bautizó con ese nombre. 

Las Cataratas Victoria están justo en el límite entre dos países, Zambia y Zimbabwe, teniendo a su vez dos parques nacionales: el Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya en Zambia, y el Parque Nacional de Cataratas Victoria del lado de Zimbabwe. 

15977149_1756205361374250_5185567182465774578_n
Parque Nacional Cataratas Victoria, Victoria Falls, Zimbabwe.

Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1989, y desde 2010 forman parte del Área de Conservación Kavango Zambeze.

En tamaño, son de casi el doble que las Cataratas del Niágara, y tienen más de dos veces el tamaño de HorseShoe Bend en EEUU. Solo rivalizan con las imponentes Cataratas del Iguazú. 

Formas de conocer las Cataratas Victoria. 

Las cataratas se pueden visitar y conocer de diversas formas, ya sea por tierra, desde el aire, o la que te venimos a contar hoy: ¡Desde el agua!

El mejor lugar para ver las cataratas es desde el Parque Nacional Victoria Falls, del lado de Zimbabwe. En cambio, el mejor lugar para vivirlas a pleno es en Livingstone, Zambia, ya que allí es donde podés bañarte en ellas, conocer el río Zambeze en barco y ver la caída de agua. 

Desde ambos lados se puede hacer vuelos panorámicos, pero recomendamos sin duda el lado de Zambia ya que nos pareció que había más y mejores ofertas. 

15873566_1754178888243564_2154156971397856808_n
Vuelo panoramico en ultraligero, Livingstone, Zambia.

También hay diversas actividades de ambos lados, así que recomendamos visitar los dos. Nosotros teníamos tiempo indefinido, por lo cual estuvimos varios días de cada lado (en total estuvimos 7 días), pero si disponen de menos tiempo, nos parece que con 2 días de cada lado es suficiente para hacer todas las actividades. Incluso hay quienes dedican solo un día por lado, aunque nos parece bastante justo, sobre todo considerando que uno por lo general va hasta allí específicamente para disfrutar de las cataratas. 

¿Cómo es que puedo bañarme en un lugar así? 

El lugar específico donde podés bañarte se llama Devil´s Pool, Piscina del Diablo. Está ubicada en Cataratas Victoria, del lado de Livingstone, Zambia.

Se trata de una piscina natural formada al borde del abismo, literalmente, y que está habilitada para el baño solo en época de “bajo caudal” del río Zambeze. Cuando hablamos de piscina, esto quiere decir que hay una especie de pozo en la piedra donde uno puede bañarse sin que el agua lo empuje básicamente por el abismo. Es por esto que solo se habilita en una temporada puntualmente, que es durante la temporada de caudal bajo. 

¿Cuándo es la mejor época para ir?

La Piscina del Diablo suele estar habilitada desde mediados de agosto hasta primeros días de enero, pero obviamente al depender del caudal de agua, que a su vez depende de las lluvias, es algo que cambia. Es más fiable ir entre setiembre y fines de diciembre

Pueden chequearlo en esta web, donde actualizan en tiempo real si esta habilitada o no, pero si quieren estar seguros les recomendaríamos evitar los períodos que serían de comienzo y fin de temporada.

Dicho esto, nosotros fuimos los primeros días de enero y tuvimos muchísima suerte, ya que poquitos días después se cerró la temporada por lluvias intensas que hicieron subir el caudal, estando aún nosotros allí, del lado de Zimbabwe. Además, lo pudimos vivir con una enorme cantidad de agua, algo que sin duda le sumó mas adrenalina al asunto. 

15940453_1755847671410019_9031134657029019520_n
Parque Nacional Cataratas Victoria, Victoria Falls, Zimbabwe.

¿Hay riesgo?

Por supuesto, es una actividad riesgosa, como otras tantas (Bungy jump, paracaidismo, parapente, escalada, rafting, ala delta, etc). Pero este riesgo está controlado. 

Uno no puede ir por cuenta propia a la Piscina del Diablo, debe hacerlo en tour con guía como les contaremos más adelante. Además, solo está habilitada en temporada de caudal bajo, el resto del año no se puede ir. 

Por último, los guías van contigo en todo momento y te asisten, pero es fundamental que sepas nadar y vayas convencido. Si sabés que podés paralizarte en medio de la actividad, que sufrís de miedo a las alturas o vértigo, tal vez no sea lo más recomendado. 

Esto es algo muy personal, y de nuevo, no es una actividad que recomendaríamos a la ligera, ya que si bien no es que sea hiper complicado llegar, requiere cierta destreza física (sobre todo si van al inicio o final de temporada con el caudal ya bastante alto), y tener la cabeza concentrada en la actividad.

Es una actividad de riesgo y hay que tomarla como tal. De hecho, como en todo tipo de actividades de este estilo, te hacen firmar el deslinde de responsabilidad por si algo te pasa. 

Por otro lado, si bien es un riesgo “controlado”, aun en temporada de caudal hiper bajo pueden suceder imprevistos, como por ejemplo una crecida del río en minutos. Nosotros disfrutamos mucho de actividades de adrenalina, pero de nuevo, esto es sumamente personal, no es lo mismo que recomendar un paseo en el parque. Así que lo dejamos a criterio de cada uno. 

15894240_1753471571647629_701656150063485767_n

¿Cómo reservo la actividad?

El lugar está dentro del predio de un hotel de lujo que es, de hecho, la única empresa habilitada para ofrecer este tour. El hotel se llama Tongabezi. 

Pueden chequear toda la info, sobre todo ver si está abierta al público, en la web Devilspool.net . Nosotros hicimos la reserva por mail, a través de livingstoneisland@tongabezi.com. Nos enviaron la disponibilidad, y luego el formulario de pago. 

Como no nos pareció mandar nuestros datos de la tarjeta de crédito por este medio, de forma no segura (somos medio rompe cocos con el tema), nos respondieron que podíamos hacer el pago una vez ahí, contado o con tarjeta. Así que no pagamos nada antes de ir. Pero creo esto no es lo más usual. 

Según estuvimos viendo en la web, ahora está la posibilidad de hacer la reserva y el pago a través de una página segura, les dejamos el link para que puedan chequearlo.

Devils Pool-2
Momentos previos al baño en la Piscina del Diablo, Livingstone Island. Zambia.

¿Cuánto cuesta y qué horarios hay?

Hay 3 opciones, en 5 horarios distintos:

Livingstone Breezer: 

Cuestan actualmente 105 dólares por persona (cuando fuimos nosotros costaba 100), e incluye desayuno en la isla Livingstone. Esta opción tiene una duración de una hora y media, y tenés 3 horarios posibles: 7:30 a 9:00; 9:00 a 10:30 y 10:30 a 12:00. 

Livingstone Lunch:

Cuesta 170 dólares por persona, e incluye el almuerzo en la isla Livingstone. Hay solo un horario, 12:30 a 15:15, y la duración de la actividad es de 2:45 hs. 

Livingstone High Tea:

Cuesta 145 dólares por persona, e incluye el té o merienda en la isla Livingstone. Hay solo un horario, de 15:30 a 17:30, y la duración de la actividad es de 2hs. 

En la web pueden chequear la disponibilidad por opción y fechas. 

Nosotros elegimos el horario de la mañana (10:30 a 12:00), de los más baratos. La experiencia es la misma, lo único que varía es lo que incluye en materia de comidas, por lo cual no nos parece que merezca la pena las opciones más caras. 

¿Qué llevar? 

Ropa de baño, ropa cómoda para cambiarse, toalla, y zapatos también cómodos (en lo posible no chancletas). Factor solar, gorro, lentes y por supuesto, ¡cámara de fotos! 

Si tienen mochila a prueba de agua, y piensan llevar su cámara de fotos, lleven la mochila. Ellos se encargan de llevar tu cámara, pero al menos cuando fuimos nosotros lo hacían en bolsas de nylon, y la verdad que si bien son super ágiles y andan volando, creemos que si la cámara es pro, vale la pena cuidarla un poco más. 

En todo caso si tienen cámara de agua o Go Pro pueden llevarla uds mismos. Nosotros teníamos una cámara que no era go pro, y si bien la calidad de la imagen no fue la mejor, pudimos filmar y sacar fotos mientras chapoteamos. 

Video corto resumen de la experiencia.

¿Hay recomendaciones o restricciones físicas?

Ellos en su web dicen que no, lo único es que tenés que ser mayor de 12 años. Pero la realidad es que, al menos cuando fuimos nosotros, que el caudal estaba ya bastante alto y como pueden ver en las fotos y en el video corría mucha agua, era necesario como mínimo saber nadar y estar en una condición física media. No te digo ser Phelps, pero si defenderte en el agua mínimamente. 

No recomendaríamos en ningún caso llevar a menores de edad, aún cuando sean mayores de 12 años. Nos parece una irresponsabilidad máxima ya que es una actividad de riesgo… sinceramente no me imagino a un chico de 12 años ahí. Tampoco recomendaríamos la actividad para adultos mayores, salvo que estén en buena condición física. Creo que esta es una falla grande, ya que deberían tener este tipo de recomendaciones y recaudos. 

También aclaramos que NO una actividad que pueda ser realizada por personas con algún tipo de discapacidad física, ya que si bien no requiere un gran esfuerzo físico, si requiere caminar en las piedras, nadar un poco, y en nuestro caso también requirió mantenernos agarrados de las manos con las demás personas del grupo y parados firmes ya que la corriente era fuerte. 

Obviamente y si bien no lo dice tampoco en su web, no recomendaríamos la actividad para embarazadas. 

¿Qué incluye?

La experiencia incluye el traslado desde y hacia su hotel en Livingstone (Zambia), así como el traslado en bote hasta Livingstone Island, y la ida a darse el chapuzón en la piscina del diablo con el guía. Los grupos son reducidos, y van dos guías por grupo. 

Devils Pool-4
Piscina del Diablo, Livingstone, Zambia.

Además, incluye el desayuno, almuerzo, o merienda, según el horario elegido. Nosotros elegimos ir a la mañana, en el horario de las 10:30 ya que era más económico, nos costó 100 usd por persona (es el que ahora cuesta 105).

Les recomendamos reservar con tiempo ya que es una actividad muy demandada, y al ser solo una empresa la que lo ofrece, con grupos reducidos, suele agotarse fácilmente, sobre todo los horarios más económicos que son por la mañana. 

Nuestra experiencia. 

Teníamos pensado viajar a fines de diciembre, yendo desde Tanzania antes de bajar a Sudáfrica donde pensábamos pasar fin de año, pero por una cosa u otra terminamos estirando los días en Zanzíbar y cuando quisimos acordar, ya no quedaba disponibilidad en la Piscina del Diablo. 

La primer fecha disponible era para los primeros días de enero, lo cual tenía riesgo ya que la temporada estaba a punto de terminar, y podía ser que si el caudal subía demasiado se cancelara. Pero tuvimos que cruzar los dedos y esperar por lo mejor. 

Así que recalculamos, y decidimos hacer al revés: primero visitaríamos Sudáfrica, pasaríamos allí navidad y año nuevo, y luego volaríamos a Zambia para estar el 5/1 ahí y poder festejar el cumple de Gastón con un refrescante baño en la imponente Devil´s Pool. 

IMG_8447
Livingstone Island, Zambia.

¡Y eso hicimos! Pueden ver los videos de Zanzíbar en acá, y los videos de nuestros increíbles días en Sudáfrica en este link. 

Finalmente llegó el día. El día previo volamos desde Cape Town, con escala en Johannesburgo, rumbo a Livingstone. Ese día de llegada lo dedicamos a descansar y disfrutar de la piscina del precioso hotel donde nos quedamos. 

Al día siguiente nos esperaba uno de los días más adrenalínicos e increíbles que hemos vivido en nuestras vidas. 

Nos levantamos con la energía a mil. La tarde anterior había llovido un rato, y hasta que no llegó la hora, teníamos miedo de que la actividad se cancelara. A la hora prevista nos pasaron a buscar. En poco rato estábamos en el hotel Tongabezi, al cual la verdad sea dicha, no prestamos mucha atención hasta la vuelta. 

Devils Pool
Hotel Tongabezi, Livingstone, Zambia.

Allí firmamos los papeles reglamentarios, hicimos el pago, y nos dieron las instrucciones de seguridad. Cuando llegó el horario, nosotros y un grupo de 6 personas más aprox. nos fuimos rumbo a la zona de embarque. Íbamos una pareja de rusos super buena onda, Andrey y Polina, y otros ingleses, todos mayores que nosotros. 

Con nosotros iban dos guías. Lo primero fue un paseo en una barquita rumbo a Livingstone Island. Pareció emocionante, pero era juego de niños al lado de lo que se venía. 

Enseguida llegamos a Livingstone Island, dejamos nuestras cosas y nos dijeron que nos cambiáramos: había llegado el momento de la verdad. Así que bikini, short, ¡y energías a mil! Estábamos prontos para la aventura. Decidí no ir de bikini solo ya que cuando ví el caudal de agua y la corriente que había, supe que no iba a ser lo más adecuado, porque no, no es una catarata nudista jaja

Así que me puse la piolita en la parte de arriba del bikini y un short en la parte de abajo. Para los hombres la vida es mucho más simple ¿eh? Yo la verdad me sentí mucho más cómoda así. La otra opción es ir de maya, lo que no te recomendaría seguro es ir con un bikini de esos de triangulitos jaja

La realidad sea dicha, pensé que iba a ser mucho más sencillo llegar hasta la Piscina del Diablo. Es más, nunca me imaginé que íbamos a tener que cruzar tanto trayecto por el agua hasta llegar al lugar donde está la piscina, imaginé estaba ahí al ladito de la isla Livingstone. Pero ¡error! 

Devils Pool-5
Devil’s Pool, Livingstone, Zambia.

Dado que el caudal estaba bastante alto, tocó nadar para llegar hasta el lugar desde donde accedés a la piscina. Cuando vi toda esa agua reconozco que dudé si sería capaz de cruzar nadando, ya que si bien se nadar no soy así como una gimnasta olímpica, así que lo pensé dos veces. Pero después de superar el momento inicial, me armé de coraje y comenzamos el cruce. 

El guía iba indicándonos como pasar, y en cierto momento, si bien aún todos dábamos pie y estábamos parados de la mano de frente a la corriente, ya teníamos el agua al pecho. La fuerza del agua es impresionante, de verdad que daba miedo. Repito, seguramente esto en temporada de pleno caudal bajo esté casi seco, pero no fue el caso nuestro. 

Íbamos agarrados de las manos entre todos, yo tenía de un lado a Gastón y del otro a Andrey, nuestro amigo ruso, quien tenía a su otro lado a Polina. Gastón iba último ya que quería tener la mano libre para poder filmar algo, pero yo la verdad no podía pensar nada. De hecho, creo que casi les arranco las manos a ambos, iba prendida como garrapata.

En un momento dado llegamos a un lugar donde se hacía más profundo, y al frente más lejos, se veían piedras. Ahí el guía nos pregunta si sabemos nadar… en el video se escucha cuando le respondo “buen momento para preguntarlo” jaja La indicación era clara: había que nadar hasta la zona de piedras, donde el nos iba a esperar. Ahí si que lo dudé enserio. 

El agua corría, fuerte, y las piedras parecían cerca pero no lo estaban tanto. Pensé que tal vez habían cuerdas de donde agarrarse, o te ponían algo para ir atado, o había una red, pero no. Así que tocó juntar coraje y nadar. Era poca distancia, pero les juro que el corazón me latía a mil y para mi fue una piscina eterna. Tenías que nadar un poco contra corriente, porque el agua te llevaba, y se me hizo largo. En realidad fueron segundos, y cuando quise acordar ya el guía me había agarrado la mano. Gastón mientras tanto me arengaba al grito de “dale que estás llegando” jaja

Luego llegó su turno, para el fue mucho más fácil porque es más hábil que yo en materia de nado, así que si bien sintió la adrenalina, su nado era mucho más consistente que el mío 😛

Devils Pool-3
Cuando no podes creer donde estás! Piscina del Diablo, Livingstone, Zambia.

Una vez en las piedras, algunos caminaban, pero mi estado de emoción y adrenalina era tal que me temblaban las piernas y sentía que el agua me llevaba, así que decidí poner cuerpo a tierra e ir de traste jajajaj ¡Modo supervivencia on!

Cuando llegamos a la zona de la piscina, había un grupo bañándose. El guía se mete, y luego cada uno si viajas solo, o cada grupo, pareja o familia, se mete por separado. No entran todos juntos a la piscina. Mientras esperábamos nuestro turno, veíamos ese caudal de agua corriendo, el borde del abismo, el sonido ensordecedor del agua cayendo… y juro que el corazón galopaba a mil.

Cuando llegó nuestro turno, no sabía muy bien si tenía que saltar, nadar, cuan profundo era, o como corno meterme al agua. El guía me dijo que nadara, y yo me metí al agua. Enseguida la corriente te lleva al borde, y ahí hay como una pared de piedra natural, cuya parte superior por lo general suele verse en las fotos… pero no se veía jaja

Después se metió Gastón, y obviamente, hicimos las filmaciones y fotos en esta increíble piscina. Para mi sorpresa, y por si no era suficiente con todo lo que estábamos viviendo, en el agua había peces que te “mordían” o succionaban las piernassss jajaja Pánico total. Me da mucha impresión eso de estar en agua que no sea cristalina, más aun sabiendo que estábamos en medio de áfrica, y no saber que hay ahí abajo. 

Mientras estábamos chapoteando, el otro guía que llevaba las cámaras fue caminando por el lado de las piedras, y nos sacó fotos y filmaciones con nuestra cámara más pro. Nosotros teníamos la cámara de agua en la mano, pero entre la emoción y la locura que teníamos, las fotos salían todas movidas. 

15873089_1754534044874715_3585176033078965187_n
Felicidad absoluta en la Piscina del Diablo.

Cuando salimos de la piscina, no podíamos creer aún que lo habíamos hecho. Un nuevo grupo se acercaba, y una mujer al grito de “ni loca me meto” ponía cara de pánico al ver la cantidad de agua. Le dije que yo había pensado lo mismo, pero que una vez ahí no era tan grave, pero ella decidió que hasta ahí había llegado, y se sentó a mirar el show. Cada uno se conoce, y creemos que si sabés que no te animás, no te animás y punto. Son cosas que uno tampoco las sabe hasta encontrarse en la situación. Igualmente creo que lo más difícil en nuestro caso fue el cruce y no tanto el baño en si mismo, así que hubiese sido un error llegar hasta ahí y no meternos a la piscina. 

Pero… ¡esperen! Esto no termina acá, aún quedaba volver. Y así como la ida costó, la vuelta no fue la excepción, encima lo hicimos bajo lluvia. Ya la emoción era tal que éramos pura risa y felicidad, pero el cruce a nado de nuevo estuvo bravo. 

Finalmente llegamos a la isla, donde disfrutamos de nuestro merecido desayuno bien completo. Como la mesa estaba llena nos tocó una mesa privada donde, además de comernos todo jaja, aprovechamos para grabar parte del video que ya tienen en Youtube. 

Luego de desayunar, llegó la hora de tomar el barquito rumbo a tierra firme nuevamente. Ahora si le prestamos atención al hotel, que por cierto es una belleza. Las vistas y el entorno natural son hermosos, hay cebras por todos lados, es realmente super lindo. 

Livingstone Zambia
Tongabezi Hotel, Livingstone, Zambia.

Después de sacar unas fotos y recorrer un poco el lugar, nos fuimos de nuevo rumbo a nuestro hotel. Sin duda fue una experiencia increíble, y un super festejo de cumple para Gastón. ¡De esos días que no se olvidan!

El resto de la jornada lo dedicamos a disfrutar de la piscina del hotel y tener algo de relax, ¡nos lo merecíamos! Al día siguiente nos esperaba otra actividad increíble: sobrevolar las Cataratas Victoria en ultraligero. Pero esa, es otra historia. 

Tips y recomendaciones finales. 

Esta es una actividad para los amantes de la adrenalina. Como decíamos antes, no es algo que recomendaríamos a la ligera ni a todo el mundo. Seguro nuestra opinión está muy condicionada por nuestra experiencia personal, ya que como les comentamos antes, pocos días después cerró el acceso por el alto caudal que tenía el Río Zambeze. 

Esto quiere decir que seguramente si van en medio de temporada seca, haya menos caudal de agua, por ende menos corriente, y sea más fácil el tema del cruce. 

A nosotros nos encantó poder hacer la actividad con las cataratas así, llenitas de agua, fue algo que no vamos a olvidar nunca en la vida. Pero reconocemos que no es para todo el mundo, y es una decisión muy personal. Sinceramente pensé que no me animaría, ¡pero misión cumplida!

Como tip, eviten comienzo y fin de temporada (para tener menos chances de que se cancele la actividad), y reserven con anticipación. También a las chicas les recomiendo ir con maya o bikini que sea cómoda y justa jeje Porque si les toca corriente de agua, se van a acordar de mí. 

Por último, OJO, porque el único acceso que se puede hacer a Devil´s Pool es a través de este hotel. Otros guías ofrecen una actividad en otra piscina que se llama “Angel´s Pool”, pero tengan en cuenta que no es la misma actividad ni es el mismo lugar. Se trata de otra piscina, también en una parte de las cataratas, pero no tiene nada que ver con la magnitud de esta piscina. Puede ser buena opción para quienes viajen fuera de temporada de la Devil´s pool, ya que según sabemos se puede ir durante todo el año. Es también más económico. 

¿Te animarías a bañarte en esta espectacular piscina? 

Si queres seguir conociendo Cataratas victoria, podes ver acá todos los videos sobre Vic Falls, Zimbabwe.

Podés dejarnos tus dudas y comentarios debajo, y como siempre, nos ayudas compartiendo este artículo en tus redes sociales para que llegue a más viajeros 😊

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.