Atenas en dos días. - Viajeros 360 | Blog de viajes
Grecia Tips de viaje

Atenas en dos días.

Karina
Escrito por Karina

Al planificar nuestro viaje a Medio Oriente, empezamos a buscar vuelos y ofertas, y encontramos que los vuelos de Madrid a Ammán (Jordania) hacían escala en Atenas…y dijimos… ¿por qué no aprovechar esta oportunidad para conocer Atenas?

Así que eso mismo hicimos. Compramos el vuelo Madrid-Atenas, estuvimos allí dos días, y luego por separado compramos el vuelo Atenas-Ammán. Si bien el costo fue un poquito mayor, la diferencia fue mínima, ¡y les aseguramos que valió la pena!

Si, sabemos que dos días es poco tiempo para conocer una ciudad. Y también nos quedamos con muchísimas ganas de conocer algunas islas… ¡así que seguro vamos a volver!

IMG-1557

Pero si estás con poco tiempo, querés aprovechar como hicimos nosotros y transformar una escala en unos días para conocer lo esencial de la capital griega, o simplemente comenzás tu recorrido de Grecia por Atenas y querés saber que podés hacer en dos días, llegaste al lugar indicado. Hay que meter muuuucha pata, y aprovechar bien el tiempo, pero es posible y vale la pena el esfuerzo.

Así que… ¡acá vamos!

Día 1- Primer contacto con Grecia. Monastiraki, Ágora Romana y Biblioteca de Adriano, Plaka, Calle Ermou, Acrópolis por la noche.

Llegamos con un vuelo de Iberia desde Madrid, rumbo a Atenas. El vuelo de salida era al día siguiente casi a medianoche, por Aegean.

Teníamos este primer día, una noche y el día siguiente completo para recorrer la ciudad, ¡así que había que aprovecharlo al máximo!

Tomamos el metro desde el aeropuerto hasta la estación de Monastiraki, y en un ratito estábamos ahí (son 16 paradas). Las indicaciones están escritas en griego y también en inglés, así que es bastante fácil moverse. Los tickets de metro los compras allí mismo en las máquinas de autoservicio.

Luego de llegar a la estación caminamos menos de dos cuadras guiados por el gps, y llegamos al hostel. Se notaba que había llovido justo antes de que llegáramos, así que aun estaba nublado, pero por suerte no llovía.

Nos hospedamos en el Pella Inn Hostel, super bien ubicado. Nos costó 42 dólares la noche, habitación doble con baño privado y terraza con vistas a la Acrópolis, la verdad muy bueno y bastante económico para los precios que vimos en la ciudad. El hostel hoy por hoy tiene una puntuación general de 8.1 en booking, y un 9.2 en ubicación.

Está bien cerquita de la plaza Monastiraki, una de las más importantes de Atenas y donde está el famoso mercado o ferias. Tenía wifi y un bar en la azotea. En esa callecita está lleno de restaurantes y bares y se siente bastante ruido, además del ruido del bar del propio hostel, pero si buscas justamente estar en medio de todo, es ideal.

Tal vez si tu intención es descansar, no sea la mejor recomendación. El hostel tiene habitaciones privadas, que fue lo que elegimos nosotros. La plaza Sintagma está a kilómetro y medio, y la Acrópolis a tan solo 800 metros. Como verán, ¡está ubicado espectacularmente!

DSCN6463

Nos instalamos, nos dimos una ducha fresca, y disfrutamos de las vistas de la Acrópolis desde nuestro balcón. Después nos dispusimos a salir, decidimos que visitaríamos la Acrópolis al día siguiente ya que la zona tiene muchísimo por ver, así que nos fuimos rumbo a la famosa plaza Monastiraki.

IMG_5867

Caminamos un rato por sus callecitas, tomando ese primer contacto con Atenas. El lugar está lleno de restaurantes, comercios, es una zona muy animada.

Vimos el Ágora Romana, que está muy cerquita de Monastiraki. Pasamos por la Biblioteca de Adriano, o lo que queda de ella, por la calle Adrianou.

DSCN6472

Luego nos dispusimos a buscar un lugar donde almorzar. Finalmente nos decidimos por un restaurante que tenía muy buena pinta y música en vivo, Eúxapis, ¡cien por ciento recomendado! Pedimos platos distintos para poder probar ambos, que es lo que siempre hacemos.

La primera elección fue un plato tradicional llamado Mousakas, que está hecho con papas, berenjenas, carne picada y salsa blanca o Bechamel. Nos costó 9 euros. Luego el segundo fue un cordero cocido en papel de metal, con papas, y salsa de limón… simplemente, ¡delicioso! La textura de ese cordero y el sabor fresco del limón, con tomillo dentro aromatizando la carne, fue una delicia total. Este segundo plato nos costó 13 euros. No fue de lo más económico, pero les aseguramos que fue una delicia todo lo que comimos ahí.

DSCN6490

DSCN6489

DSCN6492

DSCN6500

El servicio fue excelente, y encima, nos invitaron con un postre muy rico. El lugar tenía música en vivo y estaba todo muy prolijo, nos gustó mucho.

Bien dicen, panza llena corazón contento, y si es con comida griega deliciosa, ¡ni les digo! Así que salimos llenos y felices a seguir caminando.

Caminamos un rato sin rumbo entre tiendas de antigüedades y de souvenirs, y seguimos la caminata por la calle peatonal Ermou, donde están todas las tiendas de la ciudad. Esta calle conecta con la calle Pandrossou, donde hay muchos puestos de artesanía. Los vendedores te invitan a entrar, un poco nos recordó a Italia, también por el carácter de los griegos. Los precios están marcados, pero todo es regateable.

DSCN6511

DSCN6518

Compramos algunos recuerditos, y me compré unas sandalias de cuero que aún hoy tengo y uso un montón, que me salieron buenísimas. Ideales para caminar bastante 😉

Luego rumbeamos hacia la Acróplis, y la fuimos rodeando mientras caminábamos y parábamos a sacar algunas fotos… ¡por la noche la iluminan toda y es una belleza!

DSCN6547

Después de un raaato caminando, nos dispusimos a volver al hostel. De pasada compramos algo para desayunar al día siguiente, un yogurt griego (comprado en Grecia jaja) que queríamos probar, y unos helados para terminar el día como se debe, en nuestra terraza, con unas vistas espectaculares de la Acróplis.

No salimos por la noche ya que al día siguiente queríamos aprovechar al máximo. Veníamos de un vuelo de 12 horas de Montevideo a Madrid, luego 4 hs de escala, y otro vuelo de 3 horas y media a Atenas… si, hacía más de 24 horas que no dormíamos. Necesitábamos ese merecido descanso.

Una vez en la terraza de la habitación tomamos nuestros helados mientras charlamos y planificamos las visitas para el otro día, y disfrutamos de las preciosas vistas. Eso si, el yogurt no tuvo mucho éxito jaja.

¡Ahora ya estábamos prontos para descansar y madrugar al día siguiente para aprovecharlo con todo! Pese al ruido de los bares y boliches de la zona, caímos rendidos y dormimos como angelitos 🙂

Les dejamos el mapa aproximado de nuestro primer día, aunque realmente nos dedicamos a dar vueltas y caminar bastante por la zona más que ir de un punto específico a otro.

Día 2- Recorriendo Atenas de lleno: Acrópolis, Teatro de Dionisio, Anafiotika y Plaka, Ágora Antigua, Estadio Panatenaico, Parlamento Helénico, Plaza Sintagma.

Nos levantamos bien tempranito para aprovechar el día. Ya habíamos dejado todo pronto para dejar hecho el Check out y no tener que volver al hotel, porque nuestro vuelo salía a medianoche, y no queríamos tener que cortar el día para volver y hacer el Check out.

Desayunamos en la terraza de la habitación lo que habíamos comprado el día anterior, hoy el día había amanecido con un cielo azul y un sol radiante 🙂

Hicimos el Check out, dejamos las mochilas en la recepción guardadas, y nos fuimos a pasear. Primera parada, la imponente Acrópolis.

Pasamos por Monastiraki, y empezamos a subir la ladera, son 156 metros, y la subida en si misma ya es un paseo por las calles de Atenas. Recomendamos ir con calzado cómodo y llevar agua, cuando estuvimos nosotros (octubre) hacía calor y si bien era temprano, el sol pegaba bastante duro ya a esa hora.

Lo primero que se puede ver mientras vas subiendo (si lo haces por el lado sur) es el Teatro de Dionisio, que en realidad no está en el mejor estado ni bien conservado, pero vale la pena verlo. Desde aquí hay unas preciosas vistas de la ciudad. Es inmenso, tenía lugar para cerca de 17 mil personas.

DSCN6631

DSCN6632

Cerca del teatro está el Museo de la Acrópolis, uno de los más famosos de Atenas.

Luego seguimos subiendo, y finalmente llegamos. En un post específico les contaremos más con lujo de detalles la visita a la Acrópolis, pero desde ya les adelantamos, ¡es impresionante! Visita obligada en Atenas, y de Grecia en general.

Lo primero que queríamos ver era el espectacular y majestuoso Partenón. Ya verlo de frente impone, es realmente enorme.

Está en trabajo de reconstrucción desde hace ya varios años, y se prevé que siga así por un tiempo más, pero eso no le quita igualmente lo imponente al lugar. Más alla de las grúas, por suerte no había (cuando estuvimos al menos) andamios o partes tapadas en todo el Partenón sino solo de un lado, así que podíamos verlo todo desde el otro lado, sin tantos andamios.

DSCN6659

DSCN6918

Si ya nos había impresionado el lugar a lo lejos, iluminado por la noche, ni les digo verlo así de cerquita.

El segundo punto que queríamos ver y que está justo al lado, a la izquierda, es el Erecteión con sus 6 cariátides. Si, las famosas estatuas con forma de mujer, con la ciudad de Atenas a sus pies. Esta imagen la tenía grabada en mi mente desde que lo veía en los libros de historia, y fue impactante finalmente estar ahí y verlo en vivo y en directo. El nivel de detalle que tiene todo, aún hoy en día asombra.

DSCN6759

DSCN6694

Durante el recorrido se pasa junto al templo de Atenea Niké, y también al entrar se cruza los Propileos. Luego de ver todo esto, seguimos caminando paralelo al Partenón, y lo vimos desde el otro lado, que es igual de imponente.

IMG-9315

Seguimos hasta el final de la colina, donde hay una especie de mirador, y se puede contemplar unas espectaculares vistas de Atenas desde lo alto.

Se diferencian las distintas zonas de la ciudad y también se puede ver algunos de los demás lugares a visitar, como por ejemplo el Ágora Romana.

DSCN6831

DSCN6668

DSCN6934

DSCN6937

Les recomendamos ir temprano (o sino a última hora), lógicamente al ser el ícono de Atenas está lleno de gente, y es peor en el horario “central” ya que llegan enormes cruceros y toda esa gente que está por el día lógicamente baja del barco derechito a la Acrópolis.

Después de recorrer un rato y ver un desfile o ceremonia que nunca entendimos bien que fue, pero al que le sacamos mil fotos, nos dispusimos a bajar. Fuimos caminando por las callejuelas recorriendo los barrios de Anafiotika y Plaka, llenas de música, color y artesanías.

DSCN6950

Parecía que nos habíamos metido en una película. Finalmente paseando por Plaka, llegamos al Ágora Antigua, que es lo que veíamos desde arriba. Está ubicada justo a los pies de la Acrópolis, enseguida del barrio de Plaka.

Este lugar fue el centro de la ciudad y data del siglo VI antes de cristo. Hoy en día es un espacio abierto que está en ruinas. Vimos la Stoa de Átalo, uno de los antiguos pórticos, donde hoy hay un museo por el que vale la pena darse una vuelta.

DSCN6968

DSCN6982

Allí también está uno de los templos que se mantiene en major estado, el Hefestión, que está dedicado al dios del fuego: Hefesto.

DSCN6993

En términos de ubicación, hubiese quedado más ordenado hacer esto antes que la Acrópolis, pero por horario era mejor ir más temprano a la Acrópolis. De ahí que, cuando vean el mapa que les dejamos debajo, sea un poco un enredo de idas y vueltas jaja Esto cada uno va a ver como le conviene mas hacerlo, a nosotros nos rindio muy bien hacerlo así ya que la atracción mas concurrida es sin dudas la Acrópolis.

De acá seguimos caminando y volvimos a la zona de Plaka, para conocer el Templo de Zeus Olímpico. Fue el más grande de Grecia, aunque hoy ya queda poco en pie, pero uno puede realmente hacerse una idea de lo que fue en su momento. Tenía 104 columnas corintias de casi 20 metros de altura (17 para ser exactos), de las cuales solo 16 se mantienen en pie.

Se lo llama también Olimpeion, y tomó siglos construirlo. Se supone que en algún momento hubo dentro una gigante estatua de Zeus de oro y marfil, pero actualmente no hay nada. Aquí también se puede ver el arco de Adriano.

DSCN7050

Luego de haber recorrido todo, decidimos que era hora de comer algo, así que nos fuimos a recorrer la zona, y terminamos en un lugar llamado “Erato Restaurant and Lounge Bar”. Allí comimos nuevamente comida griega, nos costó cerca de 9-10 euros por plato que fue el mismo precio que pagamos en la zona de la plaza Monastiraki el día anterior.

DSCN7033

DSCN7042

Lógicamente se trata de la zona más turística de Atenas. Eso si, si no tienen intenciones de sentarse a comer en un restaurante siempre pueden optar por comer algo al paso y de esta forma también ahorrarán dinero.

No somos muy de los restaurantes, pero teníamos muchas ganas de disfrutar de esta experiencia en Atenas, que era de las mas recomendadas. Si, hablamos de sentarse a comer, disfrutar de los platos, y mientras tanto, ver y disfrutar el movimiento de esta animada ciudad.

Luego empezamos la caminata, para bajar la comida jeje y nos fuimos hasta el Estadio Panatenaico, otro de los lugares que teníamos muchísimas ganas de ver. La verdad que no teníamos mucha idea de como se vería desde afuera, y nos metimos en un pequeño estadio o pista de atletismo por error jaja ¡Ya nos parecía raro que no hubiese nadie!

Finalmente, después de caminar un rato, llegamos. Es inconfundible, ya desde afuera se puede ver el enorme estadio, así que si no tienen tiempo y no les llama tanto la atención, pueden simplemente pasar a verlo por fuera.

DSCN7084

DSCN7116

DSCN7124

DSCN7135

Es uno de los estadios mas antiguos del mundo y es realmente espectacular, fue reconstruido a partir de restos de un antiguo estadio íntegramente en mármol blanco. Fue aquí que en 1896 se hicieron los primeros juegos olímpicos del mundo. Antiguamente se hacían los juegos de Panateneas en honor a la diosa Atenea.

Entramos con una audioguía en español, que va identificando por números los lugares que vas viendo. Es super interesante ya que te lleva a hacer todo un recorrido explicandote las gradas, donde se sentaban las autoridades importantes, e incluso recorres el lugar por donde ingresaban al recinto los deportistas olímpicos.

DSCN7142

DSCN7157

Dentro del museo se puede ver las distintas antorchas olímpicas así como las imágenes de los afiches utilizados para cada edición de las Olimpíadas, fotos y algunos otros objetos interesantes.

DSCN7171

DSCN7172

Si bien no practicamos ningún deporte olímpico, ver las olimpíadas desde casa es algo que recuerdo desde chica, ver a quien llevaba la antorcha olímpica y da la vuelta al estadio, el encendido de la antorcha, sin dudas es un lugar muy interesante.

Después de recorrer todo el recinto, y de haber dado la vuelta por la grada más alta de un lado al otro (hay unas vistas preciosas de la ciudad desde allí arriba, entrando del lado izquierdo), hicimos algo que vale la pena: ¡corrimos una carrera en el centro del estadio! Jaja Siii, ¡corrimos enserio! Bueno, si eso se puede llamar correr jaja La gente nos miraba como si estuviésemos locos de remate, y sabemos que lo estamos, pero no nos importa. ¡¡Nos divertimos como locos!! No todos los días uno puede correr una carrera en el estadio olímpico más impresionante del mundo, ¿verdad?

Luego de nuestra carrera nos sacamos fotos cual Usain Bolt, y nos subimos al podio que hay a la entrada. Ahora si, ¡estabamos completos!

DSCN7196

Salimos del estadio y luego de sacarnos unas fotos a la entrada con las banderas de fondo, nos dispusimos a seguir camino. Ya era de tarde, y aún nos quedaban algunos lugares que visitar.

DSCN7218

Fuimos rumbo al Parlamento Helénico. Aquí cada hora se hace el cambio de guardia, pero no nos quedamos a verlo ya que no nos llamaba mucho la atención. Si coinciden con un domingo, los domingos a las 10 am se hace el cambio de guardia más grande o significativo. Seguimos caminando y finalmente, llegamos a la famosa plaza Sintagma.

DSCN7232

Esta plaza es todo un símbolo de la ciudad, y de hecho es lugar de reunión para los atenienses. También allí es donde se han realizado múltiples manifestaciones, y había una el mismísimo día que estuvimos allí, todo el mundo cantando con sus pancartas y carteles. Nos fuimos un poco del bullicio rumbo a la otra punta de la plaza, y nos sentamos un ratito a mirar el panorama. Ya estaba cayendo la tardecita, y se veía realmente bonito. Además, ¡nos dolían los pies de tanto caminar!

DSCN7248

Desde acá caminamos nuevamente hacia Monastiraki, y nos dedicamos a pasear por la zona y por Plaka antes de poner rumbo al hostel a levantar las mochilas. Nuestros dos días en Atenas estaban terminando, y la visita, ¡había sido todo un éxito!

Les dejamos el mapa de nuestro recorrido en este segundo día, tomando como base el hotel que elegimos, que está muy bien ubicado (Monastiraki):

Si contás con más tiempo, o tal vez destinas menos tiempo a recorrer alguno de los lugares, podés ir a ver el atardecer al monte Licabeto, que es famoso justamente por sus vistas del atardecer y la ciudad de lo alto. Se puede subir en funicular.

Nosotros decidimos tomarlo con calma y disfrutar de una preciosa puesta de sol desde la plaza Sintagma, compartiendo con la gente que estaba ahí haciendo su rutina habitual, un lunes como cualquier otro. Mientras que para nosotros aquel día fue nada más y nada menos el día que conocimos y recorrimos rincones increíbles de una de las ciudades más atrapantes de Europa. Pero si hubiésemos tenido más tiempo, ¡sin dudas hubiésemos ido a conocerlo!

Ya siendo de noche levantamos nuestras mochilas y tomamos el metro rumbo al aeropuerto, está claramente indicado en la estación. El viaje recién comenzaba, y poníamos rumbo a otro destino impactante: Jordania.

Si querés leer sobre Jordania, picha en este link donde podrás ver todo lo que hemos escrito sobre este fabuloso país. También podés leer sobre Egipto, sobre Emiratos Árabes Unidos, y sobre el paraíso de las Islas Maldivas.

Atenas nos encantó, nos deslumbró y nos atrapó. Se respira historia a cada paso, la gastronomía es deliciosa, y la ciudad tiene un encanto particular que la hace única. Es la cuna de nuestra civilización, y como tal, ¡siempre vale la pena visitarla!

DSCN7018

Así que si tenés dudas, no lo pienses más, anímate. Nosotros no dudamos que volveremos por más, nos queda en el tintero recorrer las archifamosas islas griegas como Santorini y Mykonos, así como otras ciudades como Delfos, Olimpia, Epidauro, Micenas, Meteora y Corinto… así que Atenas, ¡nos vamos a volver a ver!

Esperamos les haya gustado el artículo, y los invitamos como siempre a dejarnos sus comentarios debajo, y compartirlo con sus amigos para llegar cada vez a más viajeros 🙂

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario