20 cosas que hacer en Rusia. - Viajeros 360 | Blog de viajes
Favoritos Rusia Tips de viaje Vuelta al mundo

20 cosas que hacer en Rusia.

Karina
Escrito por Karina

Estuvimos dos veces en Rusia, la recorrimos de punta a punta en el mítico Transiberiano, y sin duda alguna nos parece un país fascinante y lleno de historia. Hoy les contamos 20 cosas que hacer en Rusia. 

1- Maravillarte con la Plaza Roja, Moscú

Ninguna visita al país más grande del mundo está completa sin visitar una de las plazas más famosas del mundo. La Plaza Roja es realmente inmensa e imponente, y está rodeada de lugares interesantes y llenos de historia por donde la miras. 

La hermosa catedral de San Basilio con sus cúpulas de colores, el Kremlin con sus muros rojos característicos, el mausoleo de Lenin, la tumba al soldado desconocido, el Museo estatal de Historia, el GUM, las preciosas puertas de la resurrección, son solo algunos de los lugares que rodean esta mega plaza y que vale la pena recorrer. 

Toda esta zona les va a tomar uno o dos días completos para poder conocerla como merece. 

IMG_8390 (1)
IMG_7864

2- Visitar la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, San Petersburgo. 

Por supuesto que no puede faltar la visita a otra de las ciudades más famosas de Rusia, San Petersburgo, y a su ícono más conocido. La Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada es muy similar a simple vista a la catedral de San Basilio, pero una vez comiencen a observarla se van a dar cuenta de que presenta muchas diferencias tanto en su aspecto exterior como en su interior, donde son aún más diferentes. 

Los frescos, los vitró, y las distintas perspectivas que se puede tener de la iglesia desde afuera, son verdaderas postales que vale la pena conocer. 

16114505_1764129547248498_2607112771155064520_n

3- Conocer el Lago Baikal, el lago de agua dulce mas grande del mundo, Irkutsk.

El lago baikal es la reserva de agua dulce más grande del mundo. De hecho constituye nada más y nada menos que el 20% del agua dulce del mundo. ¿Qué tal?

Este inmenso lago está cerca de la ciudad de Irkutsk, y se puede llegar o conocer desde varios puntos. Olkhon es muy famoso, ideal para ir en verano y destinarle unos días, pero sin contas con menos tiempo o viajas en temporada de frío te recomendamos tomar un bus hasta Lystvianka. La visita se puede hacer por el día y fue una de las mejores cosas que hicimos en Rusia. 

En invierno el lago está todo congelado, y el paisaje es una belleza total. Además, hay lugares donde probar comida típica y una pequeña feria justo frente al lago. En verano el paisaje cambia totalmente, y es el lugar de veraneo elegido por los rusos para sus vacaciones. 

Transiberiano-234
Transiberiano-213
Transiberiano-206

4- Conocer la capital de la Siberia, Novosibirsk. 

Novosibirsk es la capital de la Siberia, de hecho su nombre significa “Nueva Siberia”. Visitarla en invierno fue increíble, realmente nunca habíamos visto tantísima nieve en nuestras vidas. Una de las visitas más recomendadas es la iglesia de Alexander Nevsky, también nos gustó mucho la plaza de Lenin, donde esta justamente el monumento a Lenin.

La ciudad está llena de obras de arte con distinto significado, algo que nos pareció interesante y muy pintoresco.

Transiberiano-162
Transiberiano-151
Transiberiano-128

5- Perderte en Suzdal, parte del “Anillo Dorado”. 

La ciudad de Suzdal, con tan solo 110.00 habitantes, es como un pequeño pueblo quedado en la historia. Sus callejuelas, sus inmensas iglesias con cúpulas preciosas, sus casitas de colores, su kremlin y pequeños puestos de productos típicos, hacen que sea un lugar espectacular para descubrir y conocer otra cara de Rusia. 

La visita se puede hacer por el día desde Moscú, pero nosotros recomendamos hacer por lo menos una noche en Vladimir, hasta donde llegas en tren desde Moscú, y luego dedicar un día completo a Suzdal. Desde Vladimir se llega fácilmente en bus, y luego la ciudad se recorre caminando.

IMG_7470

6-  Viajar en el mítico Tren Flecha Roja, Moscú- San Petersburgo. 

Si hay un trayecto en tren famoso e increíble además del Transiberiano, es sin duda el mítico Tren Flecha Roja, que une Moscú con San Petersburgo. Si bien es verdad que hoy por hoy hay trenes mucho más modernos y sobre todo rápidos uqe hacen este mismo tramo, como el sapsan, la realidad es que este tren es una experiencia en si misma que te transportará a otras épocas en el momento en que pongas un pie en el vagón. 

El viaje dura toda la noche (8hs aprox), el boleto incluye cena y desayuno, obviamente camarote con camas, ¡y es una experiencia totalmente recomendada!

IMG_7371
IMG_7348

7- Deslumbrarte con la impresionante Mezquita Qol Šärif, Kazán. 

Esta fue nuestra primera parada en la ruta del Transiberiano, y era una ciudad que teníamos muchas ganas de conocer. Kazán nos pareció super linda, y toda la atención se la llevó sin dudas esta belleza de mezquita que además tiene la particularidad de estar dentro de un Kremlin (ciudad amurallada). 

Por fuera es super linda, pero por dentro es una maravilla. Dicen que su reconstrucción costó 400 millones de dólares y que fue apoyada por países como Emiratos Árabes y Arabia Saudita. Como sea y más allá de los números, la ciudad en si es una mezcla de culturas y religiones super interesante que vale la pena conocer. 

IMG_8867
Transiberiano-73

8- Perderte en el Museo Hermitage, San Petersburgo.

No somos muy de los museos, pero al igual que el Louvre en París, o el Museo de Historia natural de NY, este museo es uno de esos que tenés que conocer. El impresionante Museo Hermitage está dividido por secciones, y si bien dicen que lleva mínimo medio día, la realidad es que con un par de horas da para llevarse una idea general si ves que no tenés tanto tiempo. 

La entrada cuesta aprox. 12 dólares, y abre todos los días menos los lunes. Tengan en cuenta que en temporada alta las filas son larguísimas para entrar, así que la recomendación es que vayan temprano. 

IMG_5684

9- Conocer un antiguo submarino soviético, Vladivostok.

El submarino S-56, fabricado en 1936, tuvo un importante rol sobre todo en la época de la Segunda Guerra mundial. Cruzó dos océanos (pacífico y atlántico), 9 mares, y numerosos estrechos. Desde 1975 está instalado en un pedestal, y actualmente alberga un museo dentro que se puede visitar.

Por dentro es realmente fascinante, sobre todo teniendo en cuenta que no todos los días se puede visitar el interior de un submarino, menos aún de un antiguo submarino soviético. Vas pasando los compartimentos, ves los torpedos, las distintas salas con maquinaria, realmente super interesante y una visita que no pueden dejar de hacer si visitan Vladivostok. 

Transiberiano-463
Transiberiano-490

10- Comprar souvenirs en Izmaylovo, Moscú

Si hay un lugar perfecto para comprar souvenirs, es esta feria, que además es una atracción en si misma. Izmaylovo está en las afueras de Moscú, pero llegar no es tan difícil. Hay catedrales con sus cúpulas típicas en el camino que son realmente lindas, y además, la feria es toda una experiencia. Algo así como la feria Tristan Narvaja en Montevideo, o la de San Telmo en Buenos aires. 

Encontrás desde mamushkas, souvenires y accesorios rusos típicos (manteles, delantales, etc), hasta cosas usadas y antigüedades como antiguos gorros militares, máscaras de gas, armas antiguas, uniformes, gorros peludos, ropa de invierno y monedas de colección. También hay cuadros, artesanía y ropa; y varios puestos de comida donde parar un ratito a descansar y degustar algo rico. 

20141210_065802

11- Sentirte como de la realeza en el Palacio de Catalina, en las afueras de San Petersburgo. 

El Palacio de Catalina la Grande es gigante, y precioso. Esta antigua residencia de verano de los zares no está en San Petersburgo exactamente, sino en la ciudad de Pushkin, a aprox. 25 o 30 km de San Petersburgo. 

Se puede entrar a conocer el parque, pero lo que más nos gustó fue el palacio por dentro. Con la misma entrada podés conocer las distintas secciones del lugar, realmente nos pareció una belleza. Está muy bien conservado, y en algunos lugares te dan unos zapatitos de esos que usan los cirujanos para no rallar ni ensuciar los pisos de madera. La entrada cuesta aprox. 16 usd, y tengan en cuenta que es un lugar muy demandado por lo cual les recomendamos llegar temprano, sobre todo en temporada alta. 

12- Visitar una Iglesia hecha solo con madera en Bogoslovka, afueras de San Petersburgo.

Esta iglesia no es muy conocida en el circuito turístico, y es para nosotros una verdadera belleza.

La construcción de esta iglesia está hacha completamente en madera, sin usar ningún clavo. El sistema de construcción que usan implica encajar de cierta forma las piezas, de tal manera que la estructura queda sólida y se sostiene por si sola. 

Esta en la zona de Bogoslovka, en las afueras de San Petersburgo. Se puede llegar en bus desde el centro de la ciudad, o ir también en uber si no quieren estar investigando para circular en bus. 

Nos pareció super interesante y una alternativa ideal para quienes pensaron en algún momento en visitar Kizhi, pero no pudieron hacerlo por la distancia o por la época del año.

IMG_5963

13- Conocer el “Templo de Todas las Religiones”, Kazán. 

Si bien al igual que el punto anterior, este lugar no es mega famoso ni tampoco tiene una connotación histórica en especial, nos pareció por demás interesante por su concepto y porque además es sumamente bonito. 

El templo de todas las religiones fue construido por un hombre con la idea de poder hacer convivir en un mismo lugar a diversas religiones, de forma pacífica. El edificio no llegó a ser terminado antes de que el hombre falleciera, pero su hijo continuó su obra. No cumple funciones religiosas en si mismas, pero es super curioso ver un templo con símbolos de diversas religiones en su cúpula. Además como dijimos es un lugar super lindo visualmente. 

16684146_1778699955791457_5546858143585135050_n

14- Hacer la travesía en tren más larga del mundo: el Transiberiano.

Desde la primera vez que visitamos Rusia, en la cual solo conocimos Moscú y alrededores, quedamos fascinados con el país y nos prometimos volver por mucho más. ¿Qué mejor que recorrerlo de punta a punta en la vía férrea más larga del mundo?

El Transiberiano es una ruta que tiene nada más y nada menos que 9.288 km, y va desde Moscú hasta Vladivostok. Se puede incluso iniciar el tramo en San Petersburgo y hacer más de 10 mil kilómetros por tierra cruzando el país literalmente de punta a punta. 

Sin duda una travesía épica, que para nosotros al menos todo viajero debería hacer al menos una vez en la vida. Ya tienen en el blog todos los artículos con mucha info sobre este mega viaje, pueden leerlos acá

Transiberiano-428
IMG_8439

15- Visitar “el palacio de los pobres“, las estaciones de metro más bonitas del mundo, Moscú.

Varios lugares en el mundo tienen estaciones de metro o subte preciosas, pero ningún lugar se compara con las estaciones de Moscú. No por nada lo bautizaron como “el palacio de los pobres”. Las estaciones son una belleza y verdaderas obras de arte, con pinturas, estatuas, vitró, y hasta arañas colgantes dignas de palacios reales. 

En este post pueden leer cuales estaciones recomendamos nosotros, y en este video las pueden ver y viajar un poquito por estas estaciones tan curiosas. 

IMG_8100

16- Perderte en los jardines del Palacio Peterhof, afueras de San Petersburgo. 

El Palacio de Peterhof es otra de las visitas obligadas durante su estadía en San Petersburgo. Este palacio tiene unos jardines inmensos y espectaculares, llenos de estatuas, con enormes fuentes, colores dorados y mucho verde. Tengan en cuenta que para verlo de esta forma lo mejor es ir en primavera verano, ya que en invierno las fuentes están apagadas ya que el agua se congela, y obviamente lo verde no está verde sino tapado en nieve. 

Durante todo el año se puede visitar el palacio por dentro, las entradas se pagan por separado y se pueden comprar ahí mismo o vía web. Los lunes el palacio está cerrado pero se puede ver igualmente los jardines. 

Les recomendamos que si quieren visitar el palacio, jardines y museos, reserven un día completo ya que está en las afueras de la ciudad y el recinto es bastante grande. 

17- Conocer más sobre el espacio y la carrera espacial en el Museo de la cosmonáutica, Moscú. 

El museo de la Cosmonáutica, ubicado justo debajo del imponente monumento a los conquistadores del espacio, es una visita super curiosa y que nos sorprendió para bien. 

El monumento es muy bonito, un cohete espacial con su gigante estela que se eleva en el cielo y en su basse tiene en bronce la figura de personas importantes en los avances espaciales, llama la atención desde lejos. 

IMG_8313

A sus pies se encuentra justamente el museo, que muestra la historia rusa de la exploración espacial. Es muy completo y nos pareció muy distinto a todo lo demás que vimos en la ciudad, además de ser a la vez parte de la historia que muchos conocemos y que hemos visto en decenas de películas. No nos olvidemos que si bien Amstrong (USA) fue el primer ser humano en pisar la luna, en realidad la primer persona en orbitar la tierra desde el espacio fue Yuri Gagarin (Rusia). 

Dentro del museo se puede ver desde una réplica del primer satélite, hasta trajes espaciales originales, herramientas que se usaron para entrenar a Yuri Gagarin, y una gran colección de objetos y reproducciones que relatan justamente la historia de la exploración espacial, así como muchos elementos relacionados a la astronomía y tecnología espacial. ¡Muy interesante y novedoso!

18- Refugiarte del frío en el GUM, Moscú

El GUM (Glavnye Universalnye Magazíny, o en español “Principales Tiendas Universales”), es un gran edificio ubicado en la plaza roja. Básicamente, hoy en día es un shopping, de hecho uno de los más grandes de Europa. 

Este lugar pasó por diferentes fases y se le dio diferentes usos. Fue construido con la finalidad de ser un almacén, durante la época anterior a la Revolución rusa en este lugar había aproximadamente 1200 tiendas. Luego de la revolución el GUM fue nacionalizado y siguió alojando tiendas, hasta que Stalin definió que allí se iban a establecer oficinas. También sirvió como mausoleo de la esposa de Stalin. 

En 1953 volvió a ser un lugar de tiendas manejado por el estado. Luego de disolverse la URSS, este lugar fue privatizado; y fue en este momento que se le cambió el nombre. Si bien se mantuvo la sigla y siempre se llamó GUM, se cambió su primera palabra, que antes era  “Gosudárstvennye”, que significa “estatales”. Esta se cambió por “Glavnye” que significa “Principales”. 

Hoy por hoy sigue siendo propiedad privada, y se caracterizar por alojar tiendas de grandes marcas internacionales muy caras (Cartier, Luis Vuitton, Escada, Burberry, Hugo Boss, Dior, Hérmes), la mayoría no dirigidas al ciudadano ruso promedio sino a la clase alta y a los turistas. Es el centro comercial más elegante y caro de Rusia. 

Si bien seguramente uno no vaya a comprar, está bueno conocerlo ya que además de las tiendas el edificio es impresionante tanto por fuera como por dentro, su techo de cristal abovedado es una belleza. Además, es la forma perfecta de escapar al frío gélido si viajan en invierno, o de hacer una parada técnica para comer algo si viajan en cualquier momento del año.

19- Ver un espectáculo en el Bolshoi de Moscú o en el Mariinsky de San Petersburgo

El Bolshoi (teatro nacional de Rusia y además sede de una de las compañías de ballet más antiguas y famosas a nivel mundial) y el Mariinsky son sin duda dos de los teatros más importantes y famosos del mundo. Por fuera son una belleza, incluso por la noche cuando los iluminan, pero si son de esas personas que disfrutan y valoran un buen espectáculo de ballet, estos lugares van a ser la gloria.

Se puede reservar vía web las entradas, pero dicen los que saben que es más económico comprarlas en la taquilla mismo. En este caso la recomendación es hacerlo lo antes posible ya que se agotan rápido. 

Aún si deciden no ver ningún espectáculo, no se pierdan ver desde el exterior los edificios de estos dos símbolos Rusos tan increíbles.

IMG_8252

20 ¡Comprarte una Mamushka!

Y por supuesto, no se pueden ir de Rusia sin una Mamushka! Sin duda este es el souvenir más típico que te podés llevar, tanto para vos como para regalar. La recomendación es que los compres en la feria de Izmaylovo (Moscú), donde vas a encontrar una enorme variedad y mejores precios. 

Las hay más artesanales, pintadas a mano, madera tallada, y por supuesto un universo de distintas calidades, formas y estilos. Cuanto más piezas tengan dentro más caras suelen ser, sobre todo si son pequeñitas. También los precios son variados en cuanto al trabajo artístico ya sea de tallado o pintura que tengan por fuera, es realemente todo un arte. 

DSCN5520

Nosotros nos llevamos una chiquita pero de 10 piezas que es una belleza total, la pieza mas chiquita de todas tiene el tamaño casi de una lenteja, pero con todos los detalles de la cara y vestimenta. Hermosa. 

También nos trajimos una más grande de madera, y otra que encontramos que es de la selección uruguaya de fútbol! Si jaja está Luis Suárez y dentro todos los demás jugadores de ese momento, muy bueno. Hay muchísimos personajes famosos, desde bandas de rock, hasta personajes de la política, muy divertido. 

20141210_074956

Por último, si quieren llevar algún detallecito pero no necesariamente una mamushka posta, venden muchos llaveritos e incluso imanes con forma de mamushka que son un super lindo detalle. 

Esperamos como siempre que les haya gustado este artículo, pueden leer todo lo que hemos escrito sobre Rusia en este link. 

Déjanos tus dudas y comentarios debajo, y nos ayudas compartiendo este artículo en tus redes sociales para que llegue a más viajeros 😊

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.