Qué comer en Turquía: 20 delicias que tenés que probar. - Viajeros 360 | Blog de viajes
Tips de viaje Turquía

Qué comer en Turquía: 20 delicias que tenés que probar.

Karina
Escrito por Karina

¿Qué comer en Turquía? La gastronomía turca es espectacular: comida deliciosa, abundante, económica y para todos los gustos, sin dudas uno de los países donde hemos comido más rico. Hoy te contamos 20 platos y bebidas que tenés que probar en tu viaje por este fascinante país.

1- Corba.

Las sopas son súper comunes en la cocina turca, y se toman durante todo el año, haga frío o calor. Se pueden consumir calientes o frías.

Antes era común tomarlas en el desayuno, pero hoy en día lo más usual es tomarlas antes del almuerzo como entrada, aunque nosotros la probamos caliente y antes de la cena. ¡Algo ideal porque si, en Estambul estaba frío!

Se trata de una sopa liviana, las más comunes suelen ser de lentejas, trigo molido o yogurt.

Corba

2- Meze.

Ensaladas o entremeses muy populares. Hay de muchos tipos, los más comunes son los elaborados a base de berejenas, queso, mariscos, aceitunas u olivas negras o pimientos o morrones.

Se suele consumir con una bebida alcohólica, son una variedad de aperitivos fríos. Generalmente se proporcionan alrededor de 20 opciones, platos de frijoles, ensaladas y diferenciales en pequeños platos para comer con pan. Básicamente la picada.

3- Menemen.

Este plato es consumido a modo de desayuno tradicional, está hecho con huevos, cebolla, pimientos y también algún que otro ingrediente extra. Serían como unos huevos revueltos, pero al estilo turco.

4– Manti.

Los manti son una especie de pasta, similar a cualquier pasta rellena que conozcan (ravioles, capeletis, dumplings). Están rellenos de carne que es generalmente de cordero, se hierven o fritan y por encima van con una salsa de Yogurt.

Dudamos un poco en pedirlos, porque al principio la mezcla nos parecía un tanto extraña, sobre todo por el yogurt, pero fue todo un éxito. ¡Hay que animarse a probar nuevos sabores! De esto también se trata viajar, ¿no?

Manti

5- Kebab.

Ahh ¡el viejo y querido kebab! El Kebab es tal vez el plato más extendido a nivel mundial de la gastronomía turca, y si bien es algo bastante simple, no por ello es menos delicioso.

A diferencia de lo que nos ha pasado en otros países, donde al probar el plato original en su propio país no se parecía en nada al que conocíamos de otros lugares (ejemplo comida china en china, o la lasagna en Italia), e incluso nos decepcionó un poco en algún caso, con el Kebab fue a la inversa. Es mucho más rico aún.

Los hay de carne o pollo, y en todas sus variedades. Los venden en restaurantes y también como comida al paso o callejera, y son económicos.

El Döner Kebab es el típico refuerzo de carne cocinada en un pincho giratorio, y es el más extendido comúnmente como comida rápida. Su nombre significa “carne asada que gira”, y justamente es así como se cocina la carne en grandes pinchos.

Se suele consumir el de cordero, y te lo sirven con acompañamientos varios. Incluso hay cadenas de comida rápida que te venden como si fuesen los “combos”, que pueden ir con papas rústicas, verduras, etc.

Lo más común es que el Kebab se coma al almuerzo y no tanto a la cena, aunque lógicamente para nosotros que estamos de viaje, está todo permitido jeje.

También van a encontrar el Sis Kebab, o carne en pinchos. Puede ser también de cordero, pollo o pescado, y va como las brochettes servido en un pincho o palo de madera o metal (si lo compran en la calle seguramente es de madera). Se puede mojar en yogurt, y por lo general es carne bien tierna y fácil de comer.

6- Testi Kebab.

Este tipo de kebab merece una mención aparte, porque es realmente distinto a los demás y un espectáculo en si mismo consumirlo. De seguro uno de nuestros favoritos.

Testi Kebab

Es una receta muy popular en Capadocia, lo van a ver por todos lados, pero se puede probar también en otros lugares. Consiste en una especie de guiso bastante especiado, con carne de cordero, que se cocina en una vasija de barro sobre brasas de carbón. Se tapa la boca de la vasija con masa de pan, que se cocina ahí arriba también con el mismo calor que sube de la cocción de la preparación dentro de la vasija, más el calor de la vasija en sí. En algunos lugares se tapa directamente con papel aluminio.

Testi Kebab 2

Para servirlo es todo un show, vienen con un carrito y la vasija se rompe para servir la preparación en el plato, directamente en tu mesa. Por lo general cada vez que lo sirven en una mesa está todo el mundo mirando, e incluso hay algún aplauso que otro dependiendo de la onda que le ponga el mozo o chef.

Es realmente delicioso, además de pintoresco, ya que la carne de cordero se cocina en su propio jugo mezclado con el resto de los ingredientes, que se ponen dentro de la vasija estando crudos.

¡Sin duda es uno de los platos que si o si les recomendamos probar en su viaje a Turquía! Luego nos cuentan que les pareció 😉

7- Pide.

Volviendo más bien a la comida rápida, además de los Kebab algo muy extendido es el Pide o pizza turca. Se trata de masa dorada y crujiente con mantequilla por encima, y que viene con una forma particular parecida a un barco o bote, con diferentes gustos o sabores en medio.

Reconocemos que si bien parece algo muy muy simple, fue uno de nuestros favoritos y lo pedimos muchas veces como para picar antes de la comida. Así de gordos somos jaja

Pide

8- Lahmacum.

Similar al Pide, pero más parecido a un Lehmeyun, es también llamada pizza turca y se considera una comida rápida. Está hecha con una masa fina de base, con carne picada y cebolla por encima. Se le pone limón, perejil y especias a gusto antes de comerlo.

9- Börek.

Siguiendo con las masas, tenemos estos pasteles salados que están rellenos por lo general de espinaca, queso y pueden tener carne picada dentro también. Varían de forma, y son muy ricos e ideales para comer al paso.

10- Su Böregi.

Este plato sería algo así como una especie de lasagna turca, o una tarta un poco rebuscada jaja Básicamente es masa rellena con ingredientes similares a los del Borek, y los sirven en muchos hoteles en el desayuno así que seguramente lo puedan probar ahí. El sabor es suave y muy rico.

11- Kumpir.

Se trata de la versión turca de esta comida rápida. Son de papas grandes, que por lo general venden en puestos callejeros, y vienen rellenas con de todo: maíz, aceitunas, queso, hongos, entre otras tantas opciones, son ideales como comida al paso porque son baratas y muy simples. Vienen en bandejitas o papel aluminio.

12- Köfte.

Básicamente estamos hablando de albóndigas turcas. Son hechas con carne picada, de nuevo, de cordero es lo más usual pero también las hay de ternera. Se sirven generalmente en un plato con salsa, diferentes especias y a veces también cebolla picada, verduras o huevo. También es muy común que se sirvan con Yogurt, uno de los ingredientes base de la gastronomía turca.

La cocción varía, puede ser asada, frita o al vapor. Se dice de hecho que hay más de 300 variedades de Köfte, ¡así que a probar se ha dicho!

13- Dolma.

Otro de los platos más tradicionales de la cocina turca es el Dolma. Básicamente dolma quiere decir “algo relleno”, puede comerse frío como un meze o caliente como plato principal.

Ese algo que va relleno puede ser diversidad de ingredientes, pero el más pintoresco y típico consiste en hojas de parra o vid, cocinadas en aceite de oliva (otro de los básicos de la comida turca), rellenas de arroz y especias con limón. También puede llevar carne, en este caso siempre se sirve caliente y va con salsa de yogurt y ajo.

Una variante también conocida es el Midye dolma, que son mejillones fritos rellenos con arroz, típicos de algunos pueblos de la costa Egea y de Estambul.

14- Lökum.

El Lökum, también conocido como Turkish Delight o Delicias turcas, son una especie de gelatinas a base de almidón y azúcar, con textura más firme o densa que la gelatina (similar a un yummy o gomita de esas que comemos los niños jeje), con frutos secos y azúcar impalpable o coco por fuera.

Turkish Delight

Dentro pueden traer avellanas, pistachos, nueces, entre tantos otros frutos, y van cortadas generalmente en cubos y recubiertos de azucar impalpable o coco. ¡Las versiones más elaboradas vienen de formas y combinaciones de lo más pintorescas!

Se consumen como postre o como detalle dulce junto con el café, para balancear un poco lo fuerte del café turco. Nosotros las probamos en Pamukkale por primera vez, ya que las servían en el desayuno.

La recomendación es consumirlas frescas, ya sea en un lugar o puesto donde las compren sueltas, o un restaurante. Si van a comprar para llevarse y buscan algo envasado, prefieran ya sea las que vienen sueltas (por ejemplo, en el gran bazar en Estambul venden de todo tipo y color), o las cajas que venden ya más bien procesadas (como si fueran cajas de bombones) en el aeropuerto o comercios específicos. No compren las cajas en estaciones de buses o en la calle, ya que suelen ser de mala calidad y no estar en su mejor estado de conservación … ¡lo decimos por experiencia propia!

En la calle les conviene comprar en puestos donde las vendan sueltas y ustedes puedan ir eligiendo, pero no las envasadas.

15- Künefe.

Ya viendo la foto se darán cuenta de que su aspecto no es muy tentador como para postre… si encima les decimos que está hecho con una mezcla de queso y trigo o masa de hojaldre, y que por encima se baña con polvo de pistachos, creo que empeoramos el panorama jaja

Kunefe

Este postre típico se cocina al horno y se suele servir en su propia fuente o vasija, ya que la gracia es comerlo caliente, con el queso fundido y la parte de arriba crujiente en contraste. Dado que es difícil de hacer, lo más usual y también lo más recomendado es consumirlo en un restaurante.

Dicho esto, nos animamos y lo pedimos. Y la verdad que, si bien es una combinación un poco extraña, hay que reconocer que es un postre que sale de lo habitual y tiene su encanto. ¡No hace falta decir que no sobró nada!

16- Baklava.

Este es tal vez el postre turco más famoso a nivel mundial. El delicioso Baklava.

Se trata de un pastel de hojaldre, con nueces o pistachos y bañado en jarabe de miel. ¡Una delicia total!

La repostería turca tiene muchísimas variedades de Baklava, los van a encontrar como postres en restaurantes pero también en muchas cafeterías, como acá encontramos las masas dulces o pasteles por ejemplo.

Sin duda vale la pena probarlos, ¡y volverlos a probar todas las veces que sea necesario! 🙂

Baklava

17- Cay o Té turco.

El té es la bebida más consumida en Turquía. Se elabora de una forma particular, y si bien es té negro se caracteriza por tener un color ligeramente rojo. Son populares también los tés de hierbas y el de manzana.

Por lo general te lo sirven en unos vasitos pequeños de vidrio transparentes, muy pintorescos, y nunca se mezcla con leche.

Se consume en todo momento del día, ya sea desayuno y merienda, como post almuerzo y cena. En algunos restaurantes lo ofrecen como cortesía con el postre, pero lo van a poder probar en casi todos lados ya que como decimos, es la bebida más consumida.

Te turco

18- Kahve o café turco.

Junto con el té, también se consume mucho el café turco, que a diferencia del té no se planta en Turquía, pero lo que le da la fama acá es su cuidado y diferente proceso de elaboración.

Es un café muy oscuro y fuerte, que se sirve en tacitas de cobre llamadas Cezve. Tampoco se mezcla nunca con leche.

Dado que se prepara ya directamente con el azúcar, antes de pedirlo tenés que decir como lo querés. Podés pedirlo sin nada de azúcar (sade), normal (levemente dulce, se llama orta), o bien dulce (sekeerli).

19- Ayran.

Esto nos tomó por sorpresa, lo probamos un poco obligados y no, no nos gustó. ¡Pero vale la pena probarlo y juzgar por uno mismo!

El ayran es básicamente un yogurt líquido hecho con leche de oveja, sal y pimienta, y jugo de limón. No suena apetitoso jaja ¡pero sobre gustos no hay nada escrito!

Se suele servir como bebida, acompañando las comidas. El yogurt es un elemento principal de la comida turca, pero a contrario de como solemos consumirlo nosotros, más como algo dulce o incluso base de desayunos y algunos postres, en Turquía se consume como ingrediente en platos salados y también como bebida.

Lo probamos en Pamukkale durante nuestros primeros días de viaje, porque compramos unos kebab para llevar ya que teníamos un viaje nocturno en bus, y nos lo dieron como “combo”, con unos tarritos de yogurt. En ese momento pensamos que era un postre, ¡pero no! Se trataba de esta extraña bebida.

Lo terminamos regalando en la estación de bus, ya que solo abrimos uno para probar y nos quedaron 3 más sin abrir. Una de las pocas cosas que no nos gustó, pero que como decimos, vale la pena probar para juzgar. Los turcos lo consumen en todos lados, y nos llamó mucho la atención ver a los niños tomarlo como bebida.

20- Raki.

Por último, tenemos el Raki, un licor parecido al anís, que se sirve con un poco de agua fría. Más que nada es como un bajativo para consumir después de la cena, o para acompañar los Meze como aperitivo si se quiere.

Como verán, la cocina turca es muy variada y completa. Estos son las 20 cosas que les recomendamos probar, ¡pero sepan que hay muchos más!

Cena en Estambul

Helados turcos (dondurma), si, esos donde el heladero juega con tus sentimientos y hace todo un show donde al final por suerte te termina dando tu merecido helado; Lokma y Tulumba (muy similares a los churros), Sutlac (arroz con leche), Kayisi Tatlisi (bocados de dátiles rellenos con crema y frutos secos), y así podríamos seguir mencionando opciones.

Si les gustan las aceitunas u olivas, las van a encontrar en mil variedades y servidas incluso en desayunos, también la miel de panal, y un sinfín de combinaciones de panes y bollería.

Desayuno Turquia

Lógicamente además de todo esto, en la mayoría de los lugares turísticos van a encontrar los platos internacionales básicos, y también las cadenas de comida rápida usuales. Pero nuestra recomendación es que se animen y prueben los platos típicos de la gastronomía turca, porque seguro más de uno les va a volar la cabeza.

Es uno de los países donde comimos más rico, y donde probamos más cantidad de platos típicos. Nos encantaron las combinaciones de sabores, las especias y condimentos, el hecho de que todo fuese sabroso y un poco exótico, pero sin ser picante o condimentado al extremo.

Uchisar

Los aromas, los sabores y texturas frescos, los contrastes en un mismo plato, lo colorido… ¡los postres por dios!

Hay para todos los gustos, comidas rápidas y elaboradas, postres y opciones para cualquier momento del día, así que esperamos su experiencia culinaria en Turquía, ¡sea tan feliz como la nuestra!

Pueden leer todo lo que hemos escrito sobre Turquía en este link.

Como siempre pueden dejarnos sus dudas, comentarios, recomendaciones y experiencias debajo. Y si les gustó este artículo, nos ayudan compartiéndolo en redes sociales para que llegue a más viajeros 🙂

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.