Moorea, imperdible en la Polinesia Francesa. - Viajeros 360 | Blog de viajes
Favoritos Polinesia Francesa Vuelta al mundo

Moorea, imperdible en la Polinesia Francesa.

Karina
Escrito por Karina

Si bien es verdad que cuando uno piensa en Polinesia Francesa, enseguida se le viene a la mente Bora Bora, hay otra isla que no podés perderte en tu viaje. Si, estamos hablando de Moorea.

No solo tiene unas playas espectaculares, sino que debido a su cercanía con Tahití, es ideal para aquellos que quieran conocer de lo mejor de la Polinesia, pero sin irse demasiado de presupuesto.

¡Hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta espectacular isla que no podés perderte en tu viaje a la Polinesia!

17862388_1812693895725396_3263590831056405264_n

¿Dónde está ubicada?

Moorea es una isla ubicada justo al lado de Tahití, la isla donde se encuentra la capital de la Polinesia Francesa (Papeete).

Es más antigua que Tahití, por lo cual, al igual que Bora Bora, tiene muy buenas playas de arena blanca. En otras palabras, es básicamente lo que esperamos ver de la Polinesia.

Moorea

¿Cómo llegar?

Hay dos formas de llegar, y son ambas muy rápidas.

La primera es por avión, ¡el vuelo es el más corto que van a tomar en su vida! Son aproximadamente 10 minutos. No les recomendamos comprar un ticket de avión solo para hacer este tramo porque no tendría sentido ni en tiempo ni en dinero (es más caro), pero les puede resultar conveniente si compran uno de los pases de Air Tahití, ya que ahí lo tendrán incluido. Esto fue lo que hicimos nosotros. Nos costaba lo mismo solo el vuelo a Bora Bora que hacer ambos, así que nos convenía ir en avión.

IMG_1718

La segunda forma de ir, y la más recomendada para la mayoría de los casos (salvo que tengas un pase como dijimos antes), es ir en Ferry. El trayecto es súper corto, son entre 30 y 45 minutos, y hay dos empresas que lo hacen: Aremiti y Terevau (Terevau es un poquito más barata).

Hay varios horarios tanto de ida como de vuelta desde Papeete, los pueden chequear en la web de cada una.

Para que tengan una referencia, los precios del ticket en Aremiti son de 1500 XPF adultos (14 usd aprox. al tipo de cambio actual) y 950 XPF niños (9 usd), y 3000 XPF round trip adultos (casi 30 usd) o 1900 XPF para niños (18 usd) en Aremiti.

Terevau es como dijimos un poco más económico, 1160 XPF para adultos (11 usd), solo ida.

Estos precios les conviene chequearlos en la web por si hay algún cambio.

Como ven, ¡no es para nada prohibitivo ir a este paraíso! Sin dudas una isla que no puede faltar en tu viaje a la Polinesia Francesa.

IMG_2209

¿Dónde hospedarse?

La isla es pequeña, y la mayor parte de los alojamientos están en la calle que bordea toda la isla, ya que en medio es la parte más volcánica y alta, que está más lejos del agua (aunque tampoco es que esté así como lejos).

Nosotros cometimos el error de llegar sin reserva (si, enserio), y fuimos hasta un alojamiento que habíamos visto por booking y nos había gustado. El tema fue que, cuando llegamos, estaba cerrado. La recepción tenía un horario muy acotado, y solo abría si esperaban a alguien.

Así que nos quedamos tirados ahí, en medio de una isla en la polinesia, mochila al hombro, sin alojamiento, sin transporte, y sin saber bien hacia dónde ir. Para peor, ya era de noche. Así que nos pusimos a caminar, ya que sabíamos que unos km más adelante estaba Le Petit Village (una especie de centro pequeñito), donde asumimos nos sería más simple encontrar algo abierto.

Fue así que, en el camino, nos topamos con el que luego supimos es el hotel más recomendado de la isla: Les Tipaniers.

Desde afuera parecía simplemente un restaurante, y en realidad entramos para preguntar si sabían sobre algún alojamiento, o nos podían ayudar a contactar con alguno… y además porque ¡teníamos hambre! Para nuestra enorme sorpresa, no solo era un hotel con restaurante, que estaba abierto y luego supimos que era el mejor, sino que además… ¡tenía disponibilidad! Les quedaba solo una cabaña libre. Y esto no es todo. A esa altura, estábamos esperando que nos dijeran un precio exorbitado, pero otra vez para nuestra sorpresa… nada que ver 🙂

Les contaremos más detalles en el post específico sobre el hotel, pero desde ya les adelantamos que el costo fue de 80usd por noche la habitación en base doble, y estaba más que excelente. Súper bien ubicado, la atención fue genial, la cabaña/habitación es sencilla pero cómoda y con todo lo necesario, y está a pasos de la playa (tiene salida directa desde el hotel).

22007434_1908520049476113_8144046849905978801_n

Además, ofrecen el uso de bicicletas sin costo, que sirven sobre todo para ir hasta el pequeño pueblo al supermercado.

Tiene un restaurante que ofrece buenas comidas, no es muy económico, ¡pero realmente estaba todo delicioso!

¿Cómo moverse en la isla?

Hay varias formas. La primera, es alquilar un auto, pero nosotros luego de haber averiguado terminamos desistiendo porque nos pareció muy caro e innecesario.

Si eligen hacerlo, tengan en cuenta que les conviene reservarlo previamente, ya que en el aeropuerto no hay nada. Las rentadoras como Avis ofrecen el traslado gratis desde el aeropuerto hasta Vai´are, donde está ubicada su oficina (frente al puerto), pero tienen poca disponibilidad de autos por lo que les conviene ir con reserva. Además, les costará también más económico.

La segunda forma, que fue la que usamos nosotros, fue el bus público. Hay una ruta o calle que bordea toda la isla, dándole la vuelta, y es en definitiva por donde van a estarse moviendo. El bus va justamente por esa calle, y les sirve para ir al aeropuerto, al puerto si llegan en ferry (ahí está la terminal de buses), a la playa de Temae, y pasa por el hotel Les Tipaniers.

El costo es de 300 XPF por boleto (2,8 usd al cambio actual). Lo único malo es que no son muy formales ni puntuales con el tema horarios, así que es un poco a suerte y verdad. Si están cortos o justos de tiempo, lo mejor es coordinar un taxi que los pase a buscar. Pero si tienen más flexibilidad, es una buena opción ya que es económica.

Nosotros lo que hicimos fue ir primero desde el aeropuerto hasta Avis con su traslado gratuito, ya que teníamos la intención de alquilar un auto. El costo que nos habían dicho ahí telefónicamente, estando en el aeropuerto, no nos había parecido tan mal. Pero cuando llegamos a la oficina, la realidad es que entre seguros y otros extras que no nos habían dicho antes, nos terminaba saliendo muy caro, y cuando estábamos firmando los papeles terminamos echándonos para atrás.

Moorea 2

Así que salimos de las oficinas dispuestos a tomar un taxi o hacer dedo. Fue ahí que, al ver el puerto en frente cruzamos a preguntar, ya que tenían sus oficinas abiertas, y nos indicaron que podíamos tomar el bus que salía en 10 minutos y daba vuelta la isla. ¡Ideal! Subimos al bus y esperamos a que fuera el horario.

Y en ese bus fue que llegamos al hotel cerrado jaja ¿querían aventura? ¡Dos platos! Las paradas en la calle no están señalizadas, hay a veces un mojón, pero es como que cada uno lo para donde esté. Hay que hacerle señas y listo, y se paga cash.

Otra forma de moverse es como dijimos, en taxi, pero no lo utilizamos finalmente. En el hotel ofrecían coordinarte el servicio de traslado, en vehículo compartido con otras personas o privado.

Por último, para distancias un poco más cortas lo ideal es la bici. Buena, bonita y barata; y además, una excelente forma de sumarse al ambiente isleño e ir disfrutando de la vida tranquila que ofrece un lugar así.

¿Qué actividades puedo hacer?

Playa.

Primero y principal, ¡playa! Las playas son lo que uno espera de la Polinesia: arena blanca, volcanes de fondo, corales, pececitos de colores, aguas cristalinas, y sombra de palmeras.

Las mejores playas que visitamos fueron las de Temae, que está justo al lado del aeropuerto y desde la cual se ve a lo lejos Tahití, y la del hotel Les Tipaniers.

portada 4 ok2

La playa de Temae es espectacular, súper amplia, con mucha arena y una zona de palmeras. Tiene baños y lugares donde hacer barbacoas, y es popular entre los lugareños para pasar el día, sobre todo los fines de semana.

Desde el aeropuerto se llega caminando en pocos minutos, no está muy bien señalizado pero no fue muy difícil tampoco. Incluso también fuimos en un rato que tuvimos porque llegamos muy temprano al aeropuerto 🙂 ¡Hacer tiempo en la Polinesia Francesa es un lujo!

La playa de Les Tipaniers es hermosa, y esa zona es reconocida como una de las mejores de la isla, ya que está en la zona protegida de MPA Tiahura. Se puede hacer un snorkel excelente, y además, la playa en sí misma es muy bonita. Hay un muelle precioso, con unas vistas que no dejan indiferente a nadie.

21768189_1906162909711827_1441027720980426030_n

Snorkel.

Dicho todo lo anterior, resulta muy lógico que hacer snorkel es una de las mejores actividades. Pueden llevar su equipo, pero si no lo tienen, en la playa hay un lugar donde se puede alquilar.

El lugar donde está Les Tipaniers es justamente como dijimos una reserva, y es un lugar a donde algunos tours llevan a la gente a hacer snorkel, por lo cual si se están hospedando en esta zona, es ideal.

Snorkel Moorea

Alquilar un Kayak para ir hasta los motu.

Otra cosa que nos pareció súper divertida fue alquilar un kayak en la playa, e ir hasta los motu que están en frente. Si bien cuando lo hicimos nosotros había bastante viento y la vuelta fue un poco difícil, ¡valió la pena al mil por ciento! En uno de los motu había unas meses de cemento con bancos, donde nos sentamos a disfrutar de las vistas y unas buenas cervecitas heladas que habíamos llevado para hacer nuestro picnic J

Hay que tener bastante cuidado con el coral, ya que en algunas zonas está realmente muy cerquita de la superficie, y el agua es tan transparente que confunde un poco y nos pasó de estar en zonas muy llenas de coral lo cual no es bueno para el coral en primer lugar (ya que se puede romper) ni para uno, ya que se puede lastimar. Con el viento era difícil poder ir contra la corriente del agua, sin tocar el coral con los remos, pero finalmente pudimos alejarnos de esa zona. Pregunten allí por donde les conviene ir, ellos les pasarán la información.

Si no están duchos con el tema del kayak, les recomendamos no tirarse a hacerlo si hay mucho viento. No tanto por un tema de peligro, aunque puede pasar, sino más bien por lo que les comentamos respecto al coral, ya que es difícil maniobrar y moverse por ahí sin conocer el lugar y encima cuando hay tanta corriente.

Windsurf.

Vimos mucha gente haciendo deportes como windsurf, ¡y parecían de lo más divertidos! Nosotros no somos de este tipo de actividades, pero a quien le gusta, es un excelente lugar para hacerlo si el clima acompaña.

Ver un espectacular atardecer en el muelle.

Desde el muelle del hotel se ven unos atardeceres espectaculares, ¡no duden en llevarse su merienda e instalarse allí hasta ya entrada la noche! Cuando oscurece, al haber poca contaminación lumínica, se ven muchas muchas estrellas. Una belleza.

IMG_2053

Cenar a la luz de las velas.

Esta es otra de las posibilidades. Moorea es una isla tranquila, donde no van a encontrar enormes discotecas ni mucha vida nocturna. Justamente por esto, una de las actividades más lindas fue disfrutar de una tranquila cena a la luz de las velas.

Pasear en bici por la isla.

Agarren la bici y salgan a dar una vuelta sin rumbo. A cada paso van a ver un paisaje y una perspectiva distinta, llena de verdes, turquesas y colores vibrantes de las flores, que los va a enamorar. Eso si, lleven factor solar y repelente, la vegetación y la humedad son una combinación letal y hacen que los mosquitos estén a la orden del día.

IMG_1822

Hacer algún tour.

Si bien nosotros no hicimos ningún tour, hay varias opciones, que van desde paseos en barco y de snorkel, hasta actividades más de trekking, buceo, y varias opciones más. Averigüen en su hotel; Les Tipaniers ofrecía algunos tours e incluso en las habitaciones había un librito con los datos y precios.

También en las revistitas gratuitas que les dan en el aeropuerto pueden tener más info sobre las actividades disponibles.

Tips y recomendaciones finales:

  • Vayan con reserva de hotel, sobre todo si piensan ir en temporada alta o media. La isla es pequeña y no hay un sistema de transporte fluido como para estar yendo de un lugar a otro.
  • No creemos que sea necesario alquilar un auto, pero existe la opción de hacerlo. Las oficinas de las principales rentadoras están frente al puerto, y tienen algún representante en el aeropuerto.
  • El bus es informal y los horarios no son puntuales, así que ténganlo presente si piensan usarlo para ir hasta el aeropuerto o puerto. Pero que se puede se puede, nosotros hicimos los traslados de ida y vuelta en bus, y no tuvimos problema. A la vuelta llegamos con mucho tiempo (por suerte), porque pasó enseguida el bus y habíamos salido bastante antes por las dudas, así que nos fuimos mochila al hombro a la playa de Temae a hacer tiempo 😉

IMG_7010

  • El hotel Les Tipaniers nos encantó y nos pareció que tiene todo lo necesario, incluso algunos tours vienen específicamente a esa zona ya que es reserva protegida y se hace buen snorkel.
  • Si quieren ahorrar, cerca de Les Tipaniers hay un supermercado al cual pueden ir en bici o incluso caminando. El hotel tiene frigobar, entonces pueden comprar algunas cosas como bebidas, y comidas sencillas para picnic, o para almorzar en la playa. También ahí conseguimos aceite de monoi, que es famosa en la polinesia y en los lugares como las tiendas del aeropuerto o de souvenirs cuesta más caro, pero se consigue también en los supermercados ya que ellos mismos la usan.
  • Si piensan estar varios días y recorrer más de una isla, está bueno tener su equipo de snorkel ya que lo van a aprovechar seguro. Sino, igualmente pueden alquilarlo.
  • La forma más sencilla y económica de llegar es en ferry desde Tahití, pero también pueden hacerlo en avión. Esto último es recomendado si compran un pase de Air Tahití, ya que está incluido en el precio.
  • Desde Moorea se puede volar a otras islas como por ejemplo Bora Bora. Así que pueden ir en ferry, y luego volar a la siguiente isla sin necesidad de volver a Tahití.

No duden en incluir esta hermosa isla en su itinerario por la Polinesia Francesa, les aseguramos que no se van a arrepentir. Nosotros no teníamos las expectativas muy altas, la verdad íbamos con todas las fichas puestas en Bora Bora, y realmente, ¡nos terminó sorprendiendo muchísimo!

Pueden leer todo lo que hemos escrito sobre Polinesia Francesa en este link.

Como siempre, déjennos sus comentarios y dudas debajo, y si les gustó nos ayudan compartiendo este artículo en sus redes sociales 🙂

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comentarios