Como empacar para un viaje largo. - Viajeros 360 | Blog de viajes
Tips de viaje Vuelta al mundo

Como empacar para un viaje largo.

Cataratas del Niágara, Canadá
Karina
Escrito por Karina

En los artículos anteriores les contamos nuestra experiencia con las maletas y las mochilas, y porqué finalmente hoy elegimos viajar con mochila. Luego hablamos sobre cómo elegir que llevar en tu equipaje.

Relacionado con esto, está el tema de cómo empacar la mochila, sobre todo cuando tenemos un viaje largo por delante. A veces parece que uno está frente a una misión imposible, más aún cuando en ese viaje largo vamos a visitar climas totalmente opuestos. 

Pero a no desesperar, hay algunos tips que hemos ido aprendiendo que pueden ser útiles a la hora de empacar, y es justamente de lo que vamos a hablar hoy. 

¿Qué llevar?

Primero lo primero: ¿Qué llevo? Esta es la pregunta del millón, y claramente, depende de muchos factores. Entre ellos el primero es el clima del destino al que vas, pero también influye mucho tus gustos y el tipo de viaje que estés haciendo. 

¿Qué nos parece esencial tener en cuenta a la hora de elegir qué llevar?

Clima y actividades.

Este es el paso uno, ver a dónde vas y qué pensás hacer allá. No es lo mismo empacar para NY que para Kenia, o para hacer el Transiberiano en pleno invierno o visitar las Bahamas. También varía el hecho de que viajes a un lugar húmedo o seco, aun cuando haga calor. En base a esto vas a poder definir varios aspectos como calzado, abrigo y demás. 

20264920_1876495462678572_4295869314226173261_n

Tipo de viaje o de viajero.

Es decir, ¿Te gusta salir a cenar a restaurantes lindos, o hacer vida nocturna? Seguramente entonces tengas que prever esto y llevar ropa más prolija, o más formal. 

Alojamiento.

¿Vas a acampar? ¿Vas a ir a hostel? ¿Siempre hoteles? De esto surgen varias cosas, por ejemplo, si vas a hostel te va a convenir llevar una toalla, podés llevar esas pequeñas que son para viajes, que además de ocupar poco espacio y ser livianas, se secan mucho más rápido. Esto aplica para los que piensen acampar, o hacer couchsurfing. Lo mismo pasa con el sobre de dormir, ya sea de los abrigados o esos pequeños que son como sábanas, para saber si llevas o no piyama, candado para tu locker, etc. 

IMG_2354

Artículos de aseo.

Dependiendo del lugar al que vayas, puede que te convenga más llevar las cosas desde casa, sobre todo esas que usas siempre, o si se trata de una marca en particular. Esto puede pasar también con productos como el repelente y el factor solar. Acá también influye si llevas solo equipaje de mano en cabina o vas a despacharlo, ya que en el caso de llevarlo en cabina no puedes llevar determinados elementos cortantes o punzantes (por ejemplo tijeras), aerosoles, ni líquidos en recipientes con capacidad mayor a 100ml. No importa si es un tarro con capacidad para 300 pero llevas 100ml de contenido en ese momento: el recipiente no puede ser mayor a 100ml de capacidad, independientemente de que vaya o no lleno.

Accesorios.

Dependiendo de todo lo anterior, corren también los accesorios que puedas necesitar. Hablamos de lentes de sol, gorro de playa, o gorro de lana, sombrero, guantes, bufanda, etc. 

IMG_9144

Tecnología.

También dependiendo del viaje y sobre todo del tipo de viajero que seas, es importante prever esto. Siempre es conveniente llevar un adaptador universal, y si como en nuestro caso tenés MUCHOS artefactos para cargar (2 cámaras con sus respectivas baterías de repuesto, GoPro, dos teléfonos móviles, Tablet/Ipad o compu, batería externa, las baterías del dron si lo llevamos, y algún otro elemento como afeitadora a batería), una zapatilla nunca viene mal, aun cuando vayas a hotel. 

Mochila chica, extra.

Esto para nosotros es fundamental, porque es la que llevamos a los paseos diarios con las cámaras, algún abrigo, agua, etc. Es la que suele llevar Gastón. También alguna cartera/mochilita en el caso de las mujeres. Antes llevaba dos, un morral más deportivo para el día y una cartera chiquita más formal para salir, pero hoy llevo una mochila chiquita que es la que uso para todo y donde guardo cosas que necesito tener a mano a diario.

DSCN8741

En base a todo esto, van a poder empezar a hacerse una idea de qué cosas necesitan efectivamente llevar a su viaje. 

¿Cómo elegir que llevar?

Les dejamos un post que escribimos específicamente sobre esto, donde les contamos cuales son para nosotros los mandamientos a la hora de elegir, y la regla del “triple descarte”. 

¿Cómo empacar?

Listo, ya elegimos, separamos, vimos que no nos puede faltar, que podemos dejar, hicimos todo el descarte, y estamos prontos para empacar. ¿Cómo pongo todo en la mochila?

Bueno, acá hay mil teorías y formas.

Hay gente que hace manualidades con la ropa, y la empaca en bollos raros envueltos en medias… no lo intentamos, pero no suena de lo más práctico para buscar la ropa, aunque reconozco que en materia de ahorro de espacio me llama un poco la atención. Obviamente cada uno tendrá su técnica, les vamos a contar como hacemos nosotros.

En mi caso, yo enrollo la ropa por grupos. Y la distribuyo en la mochila de la misma forma que va en el cuerpo, en el mismo orden. Antes que nada, en el bolsillo inferior van los zapatos separados en bolsas plásticas (arriba del todo las chancletas que uso para bañarme y para andar en los lugares, de entrecasa digamos). Después en la mochila, pongo los rollos: pantalones, shorts, polleras, luego abrigos, después remeras. 

¿Qué quiere decir que lo “agrupo”? Que no enrollo cualquier cosa con cualquier cosa, sino que pongo juntas cosas que sean similares: musculosas básicas lisas, remeras con manga, abrigos livianos, y así. De esta forma la ropa se arruga menos y en mi experiencia, me es más fácil organizarme. También me parece que se aprovecha mejor el espacio. 

Capadocia 23

Después pongo los necessaires con artículos de aseo personal y otro que tiene de todo un poco (factor solar, repelente, quita esmalte, maquillaje, etc. etc.), botiquín básico, toalla, algún abrigo que me quede de fácil acceso, y listo. Trato de que aquello que lleve frascos o líquidos, no quede contra los bordes sino amortiguado con la ropa. La ropa interior va en una red que tiene por dentro la mochila, de forma separada en un necessaire ahí dentro. El piyama casi siempre viaja en bolsillo aparte porque me gusta llegar a un lugar y tener todo a mano para dormir.

Un buen tip si van a llevar sombreros con forma mas bien rígida, es ponerlos arriba del todo, y rellenarlo por dentro con rollitos de ropa. Lo mismo hacen por fuera, donde esta el ala del sombrero, de forma que no se doble. Seguramente en una maleta es aun mucho mas fácil de llevar! Yo lo llevo siempre así dentro de la mochila sin ningún problema. Para vuelos cortos o internos directamente lo llevo en el equipaje de mano, pero en los vuelos largos lo despacho en la mochila grande y llega diez puntos.

A medida que avanza el viaje, la ropa sucia la voy poniendo en una bolsa de tela, en la parte de abajo (donde van también los zapatos). 

Para andar me ha resultado muy práctico una especie de bolsillo abierto que tiene, donde por lo general meto mi campera de abrigo cuando hace calor, y queda “colgada”. 

En cuanto a lo que tiene que ver con artículos como secador de pelo o la polémica planchita de pelo, yo no llevo nada de eso. Si, si viajamos a un lugar donde haga mucho frío tal vez un secador de pelo sería práctico, de esos para viaje, pero la verdad es que hasta el momento nunca he llevado uno y tampoco lo he necesitado… ¡y eso que tengo el pelo muy largo!. Además, algunos alojamientos lo tienen así que voy un poco a suerte y verdad.

En el caso de Gastón él prefiere no enrollar la ropa, y claramente lleva menos cosas que yo. Lleva todo doblado y por lo general lo separa en bolsas. Lleva una especie de necessaire también con los artículos de baño y demás, y una bolsa de tela más grande con todos los enchufes, alargues, cables y cosas por el estilo (sí, es el quien los carga jeje). 

DSCN8869

Yo no uso el tema de las bolsas plásticas o bolsas ziploc para la ropa, salvo que sea algo blanco o muy delicado, pero reconozco que es un plus si se moja la mochila en los traslados (a veces si en el aeropuerto de salida, llegada o escala está lloviendo, es muy probable que se nos moje la mochila y por ende lo que lleva adentro). La realidad es que si, ¡me da pereza!

Lo que sea de valor o frágil viaja arriba, en las mochilas de mano. Es decir: notebook o Tablet, cámaras de fotos, obviamente celulares, auriculares, y demás. ¡Todo con sus respectivos cargadores! Esto es fundamental, sobre todo previendo que podemos aprovechar los aeropuertos para cargar las baterías de muchas cosas. Ídem con dinero y documentos. En la mochila de mano también solemos llevar una muda de ropa completa (por las dudas) y un abrigo para los vuelos. 

Otro tip de nona, es llevar aquello que además de tener un valor económico pueda tener un valor especial para vos, sea por la razón que sea. Esa prenda que te regaló alguien, o que es difícil de conseguir, lo que sea. Eso llévalo en la mochila de mano contigo. 

También siempre llevamos lapicera y papel. Eso si, OJO con las lapiceras, a veces con el calor y los cambios de presión pueden reventarse… ¡no las lleven junto con los documentos o cosas delicadas! Lo digo por experiencia propia jaja Por suerte la llevaba en un bolsillo de mi cartera y tenía el pasaporte dentro de una bolsita ziploc. 

¡Y listo! ¡Con esto ya estamos cubiertos! Generalmente nuestra mochila pesa entre 9 y 12 kilos a la ida, y seguramente un poco más a la vuelta. Aunque supo pesar más, ejem, ¡esas cosas inexplicables! Siempre depende mucho de los destinos a donde viajemos y el clima. 

IMG_7105

Cómo solucionar el tema de múltiples climas extremos en un solo viaje. 

Nos gusta mezlcar climas, ¡que le vamos a hacer!

En nuestro viaje a Asia, que duró casi 2 meses, visitamos tanto el hemisferio norte como el sur, e hicimos una parada en Rusia en pleno invierno, además de visitar Japón y China donde también hacía frío, entonces tuvimos que ingeniárnoslas para empacar para nieve y para playa. 

¿Cómo lo solucionamos?

Lo que hicimos fue hacer todo el frío al principio, y mandar luego en una caja en cuanto llegamos a Bangkok (por barco) toda la ropa de invierno que ya no íbamos a usar y ocupa un montón de espacio, más algunas cositas que habíamos comprado (más que nada algún recuerdito, como elefantes de madera para nuestra colección). 

Yo mandé por ejemplo unas botas de nieve que eran enormes para cargar, unas botas de cuero, una campera de abrigo larga, un jean, buzos de lana y poleras, guantes, gorros, medias gruesas, y algunas cosas que había llevado pero ya me había dado cuenta de que no iba a usar en todo el viaje (básicamente, ropa de más, como siempre). Nos quedamos con abrigo, sí, pero mucho más liviano. Fue impresionante el alivio de mandar todo eso y andar con un equipaje mucho más ligero ☺ 

IMG_9832

Durante nuestro viaje de vuelta al mundo hace poquito, hicimos lo mismo dos veces. Teníamos calor al principio en Miami y Bahamas, luego frío extremo en NY y en Suecia, de acá cruzamos al calor otra vez durante nuestro recorrido por varios países de África, después frío más extremo en Rusia y el Transiberiano, para pasar al moderado clima que tuvimos en Hong Kong y Macao, el calor de Filipinas e Indonesia, el calor de la Isla Norte de NZ y el fresquito de la isla sur, y de nuevo, calor y playa en Polinesia Francesa e Isla de Pascua. Con semejante mezcla y merengue, lógicamente también optamos por mandarnos cosas. 

El primer envío lo hicimos desde Sudáfrica, y nos mandamos una tanda de ropa de invierno, más ciertas prendas que nos dimos cuenta no estábamos usando ni usaríamos. Luego ya más avanzado el viaje, y habiendo pasado el frío extremo de Rusia, nos mandamos otra vez cajas desde Hong Kong en barco también, y ahí fue toda la ropa de invierno, botas, camperas, gorros de lana, guantes, y así. Nos quedamos con alguna cosita por el frío que pudiera hacer en la isla sur de NZ, pero mandamos casi todo lo demás. 

De esta forma si bien hicimos un gasto extra que es lo que implica enviarse las cajas, la realidad es que solucionamos un problema y pudimos hacer el viaje como nosotros teníamos ganas, mezclando todo tipo de climas. 

IMG_2511

Otra cosa que nos resultó útil fue dejar la ropa de invierno o el equipaje extra en consignas de equipaje. 

Lo hicimos ya dos veces, y nos sirvió un montón. La primera fue en Polinesia Francesa, donde dejamos todo el equipaje extra que no íbamos a usar (equipaje de invierno) en el aeropuerto de Tahití, ya que en aquel momento los vuelos internos tenían restricción de peso en el equipaje despachado. Nos sirvió porque esos días que recorrimos Moorea y Bora Bora viajamos extra livianos; y nos salió más económico que pagar el equipaje extra. 

Luego en Turquía y Seychelles, lo que hicimos fue dejar una caja con ropa en la consigna de equipaje del aeropuerto de Estambul SAW. Dejamos básicamente todo lo de invierno que sabíamos no íbamos a usar en Seychelles. En este caso lo hicimos más por un tema de comodidad que de necesidad, ya que no teníamos restricciones de peso en el equipaje. Pero en Seychelles íbamos a movernos en Ferry, todavía no sabíamos si encontraríamos auto para alquilar en Mahé y Praslin, y al hacer calor viajaríamos con todo lo de invierno en la mochila lo cual hacía el equipaje aún más pesado. No era tan caro dejarlo, y la verdad que nos alivió un montón ir livianos. 

Capadocia 3

Por último, un tip que nos ha resultado más que útil es usar esas bolsas de compresión o envasado al vacío que se utilizan habitualmente para guardar acolchados y ropa de invierno, y que ocupe menos. Las venden en todos los tamaños, básicamente son como bolsas ziploc pero con un hueco por donde sacamos todo el aire, entonces queda la prenda mucho más compacta y ocupa menos espacio. 

La usamos para guardar todo aquello que sea muy “inflado”, como suele pasar con las camperas de invierno y tal vez alguna prenda de lana. Lo mejor es que no necesitas una aspiradora para quitar el aire, simplemente es abrir el “pase” de aire y empezar a enrollar la prenda de modo tal que el aire vaya saliendo, y dejarlo lo más compacto posible. Esto también se puede hacer con una bolsa ziploc normal, pero con estas seguro queda bien comprimido y sacan todo el aire. 

Lo bueno de este tip es que seguro ahorran muchísimo lugar, así llevamos nosotros nuestras camperas de invierno (la mía es como una frazada básicamente, porque soy muy friolenta) cuando andamos en lugares de calor. Eso si, tengan en cuenta que si bien queda mas compacto, el peso es el mismo, así que no abusen!

IMG_1978

Tips útiles. 

– Cuando despachen su mochila, aten todas las correas entre sí, para no correr el riesgo de que quede enganchada en alguna cinta del aeropuerto. 

– Muchos le ponen la funda (esa que es para lluvia que traen las mochilas) antes de despacharla, para nosotros corre el riesgo de que se nos rompa porque nos parece más fina que el material de la mochila, así que no lo hacemos. 

– Lleven candado. 

– Si van a viajar mucho en bus o trenes por ejemplo, pueden llevar esas redes que se cierran con candado e impiden que algún oportunista nos lleve algo de la mochila… o la mochila.

– Si van a viajar en buses o trenes también pueden llevar lo que nosotros conocemos como “pulpo” (esa cuerda elástica con unos ganchos en las puntas) para poder atar la mochila a algún lugar fijo si es necesario. El “pulpo” también sirve para atar el equipaje en diversos medios de transporte que se puedan topar durante su viaje, más que nada en aquellos más informales donde se pueda caer (un tuk tuk, una moto, un mini bus donde el equipaje va afuera del vehículo, etc).

IMG_9728

– Algunas aerolíneas brindan el nylon para envolverlas si está lloviendo mucho, o si está nevando, para evitar que se mojen (fue lo que nos pasó con Egypt Air cuando viajamos desde Sudáfrica a Budapest con escala en el Cairo, nos vino genial porque vimos mucho equipaje mojado luego en la cinta). También hay gente que opta por llevar bolsas negras grandes, poner la mochila dentro y sacarle para afuera las manijas para enganchar la etiqueta. 

Existen cubre-equipajes ya adaptados para maletas o mochilas, que incluso traen candado. Esta opción nos parece lo mejor, ya que es más ecofriendly (no usas plástico de forma innecesaria), y además nos parece mejor que ponerle la funda que trae la mochila, que es la que vas a usar para cuando tenés la mochila al hombre y que si se rompe es un bajón. La función en definitiva termina siendo la misma, pero hay para todos los gustos.

– Inviertan en una mochila de calidad. 

– Que haya espacio no quiere decir que haya que llenarlo todo. Cuanto menos carguen mejor. 

Ahora si, ¡ya estás más que listo para la próxima aventura! Esperamos te sirvan estos tips, ¡y obviamente nos cuentes cuales son los tuyos en los comentarios para empezar a usarlos en nuestro próximo viaje! 

Déjanos tus dudas y comentarios debajo, ¡y compartí con tus amigos para que llegue a más viajeros! ☺

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario