La Vuelta al Mundo - Viajeros 360 | Blog de viajes
Historias 360 Tips de viaje Vuelta al mundo

La Vuelta al Mundo

Karina
Escrito por Karina

Hace unos meses volvimos de uno de los viajes más alucinantes que hemos hecho en nuestras vidas: La Vuelta al Mundo. Un viaje que fue un sueño hecho realidad, en el que visitamos los 5 continentes, casi 20 países, cruzamos de hemisferios en varias oportunidades, y vivimos experiencias inolvidables que les iremos contando con lujo de detalles a lo largo de estos meses.

Ahora, si bien teníamos pensado empezar directamente contándoles todo el viaje destino a destino, decidimos hacer una serie de artículos dedicados a el viaje en si, ya que muchos de uds. nos han escrito preguntándonos específicamente por este tema, así que acá vamos!

20664912_1884277908566994_1380129509930727289_n

¿Qué es una Vuelta al Mundo?

Primero lo primero: ¿Qué es dar la vuelta al mundo? Por muy ilógica que suene la pregunta, créanme que hay muchísimas formas de dar la vuelta al mundo, y no todos tenemos la misma idea de lo que este viaje representa.

Por ejemplo, una vuelta al mundo puede ser un viaje donde el objetivo principal sea dar la vuelta al globo de forma literal, sin importar otros factores. Así, una vuelta al mundo sería, suponiendo un ejemplo básico, salir de NY, pasar por Londres o París, Dubai, Bangkok, Tokio y volver a NY. Si, esto es un viaje de vuelta al mundo, y se puede hacer en 15-20 días.

15940453_1755847671410019_9031134657029019520_n

Otro concepto de Vuelta al mundo es el de una persona que sale de su país y va dando la vuelta al mundo pero lentamente, durante años, sin importar el sentido del viaje. Es decir, sin importar si va para atrás o para adelante, si vuelve a algún lugar o no… el hecho es Dar la Vuelta al mundo en el sentido de recorrer el mundo.

También hay opciones menos extremistas, por ejemplo, se puede mezclar y armar un itinerario de vuelta al mundo con más lugares, y en un viaje de mayor duración, pero sin irnos al extremo de tomarnos años para vivir de viaje. Dentro de esta opción pueden entrar los viajes de vuelta al mundo ya armados que ofrecen muchas aerolíneas, donde hay un precio más o menos estándar y lugares también más o menos estándares que permiten que tu viaje sea más económico.

19875443_1864568333871285_3743572269287840744_n

Otro aspecto importante es la cantidad de continentes que visites. Por ejemplo, en el primer caso que mencionamos, se dejó afuera África, Oceanía y gran parte del continente americano (básicamente América del Sur y Centroamérica, que no es poca cosa). Es decir, hay que definir si para vos una vuelta al mundo debe tener como requisito indispensable el visitar todos los continentes, o eso no te parece tan importante.

¿Qué es para nosotros Dar la vuelta al mundo?

Cuando nosotros soñábamos con hacer este viaje, teníamos bien claro qué era lo que queríamos. No queríamos solamente dar la vuelta al globo por el mero hecho de hacerlo literal, pero tampoco lo pensábamos como un viaje de años. Es decir, esta última opción para nosotros más que dar la vuelta al mundo es recorrer el mundo… lo cual no está para nada mal jaja Y de hecho es algo que estamos haciendo a nuestro modo, pero no nos parece un viaje que tenga un comienzo y un final como viaje en sí mismo.

20139794_1872414396420012_2728770937488340164_n

Para nosotros una vuelta al mundo como tal tenía que tener los siguientes requisitos:

  1. Dar literalmente la vuelta al mundo, es decir, irnos por un lado y volver por el otro.
  2. Visitar los 5 continentes. Nunca consideramos una posibilidad hacer este viaje sin visitar África ni Oceanía, simplemente era algo que soñábamos hacer de esa forma.
  3. Una duración de varios meses.
  4. Cruzar de hemisferios.
  5. No necesariamente ir siempre hacia adelante, sino ir para donde más nos sirviera para llegar al siguiente lugar (spoiler: esta fue una de las razones para descartar los billetes de avión RTW).
  6. Hacer varios trayectos por tierra.
  7. Tener contrastes de culturas.
  8. Tener contrastes de climas. No consideramos hacer un viaje todo en verano por ej., ya que si bien nos hubiese facilitado MUCHO el tema del equipaje, nos limitaba un montón en el itinerario que podíamos hacer.
  9. No centrarnos en una sola región del mundo. Si bien sabemos que si nos hubiésemos centrado en el Sudeste Asiático el viaje podría haber sido mucho más económico (o mucho más largo en el tiempo), no queríamos perdernos todo lo demás. El año anterior habíamos hecho una recorrida por esta región, por lo cual si bien sabíamos que queríamos volver a muchos lugares (de hecho lo hicimos), teníamos claro que no queríamos centrar nuestro viaje acá.
  10. No haríamos mucho de América del sur, ya que para nosotros siendo realistas, es lo más accesible tanto en tiempos como en costos debido a que es lo más cercano a donde vivimos.
  11. Queríamos centrarnos en aquellos lugres o experiencias que fuesen difíciles de conocer en un viaje independiente, o cuyo costo fuese mucho mayor al hacerlo de esa forma, o que fuese difícil conocer en poco tiempo.
  12. No estar todo planificado y comprado de antemano. Queríamos tener libertad para hacer lo que nos fuera surgiendo en el camino, algo que hasta ahora si bien en muchas oportunidades habíamos dejado librado a la decisión en el momento, la verdad es que nunca lo habíamos hecho a este nivel (otra razón para descartar los billetes RTW).

21730825_1901531286841656_1880082893683449409_n

Definido esto, ya teníamos nuestro concepto de vuelta al mundo, y fue con esto como base que comenzamos a planificar en nuestra mente y pensar si realmente podíamos hacerlo realidad.

¿Cómo organizamos un viaje de Vuelta al Mundo?
Primero lo primero: elegir el “itinerario”.

Listo, ya teníamos nuestro concepto en mente. Si, bastante abstracto aún, pero teníamos nuestros “lineamientos básicos”.

El tema de elegir el itinerario es algo en común con cualquier otro viaje en donde visites más de un país, pero sin dudas en este caso es algo bastante especial y particular.

16864100_1782868728707913_1653739408901259005_n

Nuestra recomendación si estás pensando hacer algo así, es que comiences por anotar qué lugares para vos son inamovibles en este viaje, cuales son indispensables.

En nuestro caso teníamos bien claro que queríamos ver bastante de África, ya que era el continente que teníamos más “olvidado”, y del cual solo habíamos visitado hasta el momento un país (Egipto). Queríamos dar prioridad al Sur de África, sobre todo a la experiencia de poder vivir un Safari. También estábamos con la idea fija de bañarnos en la Devil´s Pool, en Cataratas Victoria (Zambia). Por otro lado, había dos cosas más que para nosotros eran inamovibles: Cruzar Rusia en el Transiberiano, y hacer Oceanía.

15873089_1754534044874715_3585176033078965187_n

15590565_1742166286111491_4463700862361836721_n

16831036_1783576975303755_981236984415100068_n

El Transiberiano nos parecía un elemento ideal para sumar a un viaje de vuelta al mundo… cruzar el país más grande del mundo en tren sin dudas era una travesía que nos atraía más que ninguna. Más de 10 mil Kms, desde San Petersburgo hasta Vladivostok (el Transiberiano comienza en Moscú y son poco menos de 10 mil km, pero se puede comenzar en San Petersburgo, ir en tren hasta Moscú y desde ahí empezar el transiberiano). Y si, queríamos que fuese en invierno. Por otro lado, es una travesía que planificada por uno mismo puede costar mucho más barata que ir en avión, así que económicamente no nos significaba un gasto excesivo como si lo suponían otros lugares.

17861675_1812021425792643_4889228351693541458_n

En cuanto a Oceanía, teníamos claro dos cosas: visitaríamos Nueva Zelanda, y queríamos ver la Polinesia. Soñabamos con bañarnos en Bora Bora, con ver la famosa postal paradisíaca, con dormir en un bungalow sobre el agua con piso de vidrio y ver pasar los pececitos debajo… también nos atraía mucho lugares como Isla de Pascua, el lugar habitado más remoto del planeta. Para ser sinceros, lo único que teníamos claro cuando salimos de viaje era que visitaríamos Nueva Zelanda, ya que visitar la Polinesia nos resultaba bastante caro hasta ese momento. Pero la idea estaba fija en nuestra mente. También estaba en nuestra mente la posibilidad de visitar Australia en medio de todo esto, pero la realidad es que no era uno de nuestros destinos “necesarios” por razones que les contaremos más adelante.

18057659_1818552598472859_3657344491545317517_n

Así que esos eran nuestros “inamovibles”, lo que no queríamos perdernos en un viaje así. Tratamos de pensar cuales eran aquellos lugares que nos costaría más conocer en un viaje normal de 15-20 días, y eso fue lo que priorizamos.

Luego, había lugares que teníamos muchas ganas de visitar, como por ej NY, una ciudad que se nos venía resistiendo hacía mucho, Hong Kong, volver a Bali, hacer alguna otra isla de Filipinas, algún país nórdico como Noruega o Suecia.

Por último, tenés que ver qué lugares ya conoces y si te interesa repetirlos o no. Por ej, para nosotros conocer India, Perú o Egipto fueron realmente sueños hechos realidad. Son países que con seguridad todo viajero sueña con visitar, lugares con una historia y cultura fascinantes, que enriquecen mucho un viaje de vuelta al mundo. Pero en nuestro caso, ya los habíamos visitado… y decidimos priorizar otro tipo de experiencias.

16939380_1785743401753779_272318176130101517_n

Por ejemplo, Rusia ya conocíamos, pero solo habíamos visitado Moscú. Nos llamaba mucho la atención la travesía en el transiberiano, así que desde el día uno nunca cuestionamos si volver o no a Rusia. Por otro lado, India es un país fascinante el que nos gustaría volver y recorrer con más calma (si es que eso es posible en india…). Pero, no era viable hacer ambas cosas, era o transiberiano o India de nuevo (más que nada por un tema logístico). Como en este viaje el objetivo era “La vuelta al mundo”, dimos prioridad a cruzar dos continentes por tierra como parte de la experiencia de este viaje en especial, ya que a India podemos volver en un viaje normal en otra oportunidad. ¿Me explico? De querer hacer el transiberiano en un viaje normal, nos implicaría costos extras de vuelos para volver a Moscú, o comprar los vuelos separados y volver desde Asia, lo cual además de ser más costoso no tendría tanto sentido desde el punto de vista del circuito. Con muchísimas cosas hicimos este balance.

16684146_1778699955791457_5546858143585135050_n

Otro ejemplo es Bolivia, o el sur de Chile y Argentina. ¡Nos encantaría visitar estos lugares! Pero de nuevo, son destinos a los que podemos ir en viajes más cortos, nos toma menos horas llegar, y no hacían tanto a lo que es la vuelta al mundo en sí misma.

¡No fue fácil! Costó mucho elegir, decidir, más aún cuando uno tiene equis cantidad de meses para hacer LO QUE QUIERA.

22366477_1915745055420279_3071152062591595097_n

Lo más simple hubiese sido hacer 5 meses de destinos playeros, ¿no? Panza arriba disfrutando el sol y el veranito, cocos en la playa… seguro más fácil y mucho más económico. Pero esto no es lo que nosotros queríamos, teníamos ganas de desafiarnos al límite, de ponernos a prueba, de aprender y conocer cosas y culturas totalmente diferentes. Así que nos embarcamos en la locura 😉

IMG_1977

Averiguar épocas y experiencias.

Esto es el segundo aspecto a mirar… y créanme, de lo más difícil a la hora de planificar un viaje así. Como sabrán no es lo mismo viajar a Rusia en enero que hacerlo en Julio, o hacer un safari en mayo que en noviembre, o pasar fin de año en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) que en Arusha (una pequeña ciudad en Tanzania). Es decir, son un montón de aspectos los que hay que considerar.

¿Cómo lo hicimos?

En primer lugar, armamos un itinerario ideal por cada región. Es decir, en el escenario perfecto, ¿cómo sería el viaje? ¿Cuál sería la mejor época para visitar la Polinesia Francesa y qué es lo que haríamos ahí? ¿Cuantos días? ¿Qué nos gustaría ver? ¿Dónde nos gustaría dormir? ¿Qué actividades nos gustaría hacer?

DSCN0484

Si, es un trabajo chino, de verdad que lo es. Piensen que por cada lugar armamos un itinerario tentativo en el mejor escenario, y luego tuvimos que adaptarlo y readaptarlo mil veces. También recopilamos muchísima información sobre cada destino para saber cuántos días necesitaríamos para hacer todo lo que teníamos ganas de hacer en cada lugar. No queríamos correr el riesgo de ir a un lugar y perdernos algo increíble por no habernos informado bien. ¡Así que la responsabilidad fue muy grande!

De hecho, tenemos itinerarios armados de lugares que finalmente descartamos por una u otra razón, así que nos adelantamos el trabajo a futuro para cuando los visitemos jajaja

15873566_1754178888243564_2154156971397856808_n

Con tooooda esta información en mano, agarramos un calendario y nos pusimos a armar un itinerario tentativo. Calculamos que nos iba a llevar entre 3 y 5 meses hacerlo de la forma en la que queríamos. Con tres meses nos íbamos a quedar cortos y tendríamos que sacar varias cosas… así que empezamos a afinar ideas, planillas de por medio, y luego de 47 versiones (si, leyeron bien, 47), salió el itinerario tentativo.

18893216_1841844412810344_490769447708124213_n

En medio de todo esto, y ya teniendo una idea bastante más armada, con también nuestro presupuesto tentativo, fue que nos aventuramos a pedir nuestra licencia en el trabajo, por el tiempo que necesitábamos. La realidad es que para nosotros no era una opción hacer semejante inversión en un viaje de estas características y que no fuese lo que queríamos, así que en caso de que no nos fuera aprobada la cantidad de días que necesitábamos para cumplir este sueño, no hubiese sido posible hacerlo. Teníamos un plan B para este caso, pero la realidad es que la tristeza por no haberlo podido hacer hubiese sido enorme. El itinerario y lo que queríamos conocer fue lo que marcó la cantidad de días del viaje, y no al revés. Y eso estuvo genial.

18740484_1840829786245140_8867926598114258661_n

¿Cómo decidimos cuando irnos?

Elegimos hacerlo en la época en que lo hicimos ya que era lo que más cuadraba para poder hacer todo, e incluía fechas que nos parecía lindo tener dentro del viaje: nuestros cumpleaños, navidad, fin de año, desfile de carnaval de Ciudad del Cabo, invierno en Rusia, buena época para llegar a la polinesia en el eventual caso de poder hacerlo (por la temporada y porque al ser al final del viaje nos permitía ver si podíamos hacerlo desde el punto de vista económico sin arriesgar el resto del viaje), cumpleaños de mi amiga Leeann en marzo para llegar a NZ… en fin, teníamos muchas fechas lindas para festejar en diferentes lugares!

Por otro lado, el hacerlo en esta época es lo mejor desde el punto de vista laboral, ya que era cuando menos afectaba nuestro trabajo.

18740032_1838893983105387_3430277303460715308_n

Por último, algunos nos preguntaron porque no habíamos huido del invierno de Uruguay jaja y la realidad es que muchas de las cosas que queríamos hacer y de las cuales eran nuestra prioridad, eran mejores en ésta época. Por ejemplo, el transiberiano, queríamos vivirlo en invierno. El haber ido en julio no hubiese hecho esto posible. En cambio queríamos ver NZ en verano, poder tener días más largos, al igual que en el caso de Sudáfrica, ya que eran países que pensábamos recorrer en auto y los días largos nos harían rendir mucho mejor el tiempo… la piscina del diablo en Zambia solo está hasta principios de enero y sin ninguna duda, desde que la vimos queríamos bañarnos ahí. También queríamos llegar a ver NY con las decoraciones navideñas, el desfile de acción de gracias, y patinar sobre hielo.

Así que un poco por toooodo esto, fue que elegimos que la mejor fecha era salir en noviembre.

22788867_1922970111364440_4030533207517305747_n

Con mil dudas, nos animamos y lo pedimos. Y la empresa donde trabajamos nos apoyó en este sueño, aprobándonos lo que necesitábamos y abriendo las puertas a que personas como nosotros, normales, que no viven de viaje, pudiésemos cumplir este sueño que parecía inalcanzable. Y no solo eso, también nos apoyaron muchos compañeros de trabajo, quienes se mantuvieron al pendiente de por dónde andábamos, quienes siempre nos tiraron la mejor onda, ¡y varios que nos cubrieron la espalda en nuestra ausencia! A ellos… ¡¡GRACIAS!!

¿Te interesa saber más? En el el próximo post te contamos más detalles de nuestra planificación! Como armamos el itinerario base finalmente, como armamos el presupuesto, y cómo financiamos un viaje tan largo. ¡Suscríbite para no perderte nada!

16114505_1764129547248498_2607112771155064520_n

También podés seguirnos en nuestras RRSS, (Facebook, Instagram y Twitter) donde siempre subimos cositas nuevas y avisamos cuando hay nuevo post o video. Y en Youtube podés viajar con nosotros, videos nuevos cada semana de este increíble viaje alrededor del globo!! 🙂 ¿Venís?

Contanos! ¿Te gustaría hacer un viaje de vuelta al mundo? ¿Alguna vez lo soñaste?

 

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario

3 Comentarios