¿Maleta o Mochila? - Viajeros 360 | Blog de viajes
Favoritos Tips de viaje

¿Maleta o Mochila?

Karina
Escrito por Karina

Llega un momento en la vida, en el que todos los viajeros nos hacemos esta pregunta. Sobre todo, si estamos ante un viaje largo o que supone muchos traslados… ¿maleta o mochila? ¿Qué es mejor? ¿Qué es más práctico?

Nosotros desde hace un tiempo a esta parte, viajamos con mochila. Y no por querer ser “mochileros”, simplemente por una cuestión de practicidad. La mayoría de nuestros viajes incluyen muchos traslados, de diversos tipos, y la mochila siempre se adapta mejor a estas situaciones.

Las mochilas que usamos son de la marca “Doite”, y de verdad nos han salido muy buenas, tienen ya varios viajes en su haber. ¡Se podría decir que son unas guerreras de los viajes! Las compramos a principios de 2014, y con ellas dimos la mismísima vuelta al mundo 🙂

DSCN1300

IMG_7371

A continuación, les contamos los detalles que para nosotros son claves a la hora de elegir qué tipo de equipaje llevar.

Pros y contras de la maleta.

Pros:
  • Claramente, tiene ruedas. Esto implica no cargar peso en la espalda.
  • La ropa va mejor ordenada.
  • Por lo general supone mayor espacio de guardado.
  • Es como cargar un “ropero” ambulante, simplemente al llegar a destino la abrimos y listo, no hay que estar desarmando todo cada vez.
  • Algunas son rígidas por lo cual son más resistentes al maltrato que recibe el equipaje en los aeropuertos, y llevamos nuestra ropa más protegida por ejemplo del agua.
  • Son más seguras (es más difícil sacar algo).

IMG_1720

Contras:
  • Cargar una maleta en ciudades, estaciones de metro, calles de tierra, parques naturales, y demás, no es de lo más práctico. En muchos casos las ruedas no nos sirven de nada y tenemos que terminarla levantando.
  • Tampoco es práctico para viajar en auto, metro o bus, ya que son difíciles de acomodar y amoldar a espacios reducidos.

Maletas

  • No se adaptan bien a hospedajes tipo hostel.
  • Automáticamente te pone el cartel de turista o extranjero a cuadras de distancia (y por lo general suelen verte como alguien que tiene más dinero que el que viaja de mochila…).
  • Si la cargas mucho, no hay ruedas que valgan… lo digo por experiencia 😉

Maleta!

Pros y contras de la mochila.

Pros:
  • Es práctica para moverse en cualquier medio de transporte.
  • Es práctica para subir y bajar escaleras, y moverse en terrenos difíciles como puede ser lugares con nieve, agua o calles de tierra.

20141217_135035(0)

IMG_9728

  • Se adapta a cualquier lugar (es blanda).
  • Se puede llevar cosas colgadas (como por ejemplo calzado, sobre de dormir, etc).
  • Por lo general al limitarnos en espacio y saber que la llevaremos en la espalda, hace que carguemos menos equipaje y cosas innecesarias.
  • Tienden a tener menos chance de romperse (en el caso de las maletas suelen romperse las ruedas, manijas, etc). Las mochilas al ser blandas no importa que se golpeen, lo único que puede pasar es que se rompa la tela (hemos viajado muchísimo con nuestras mochilas, nunca le ponemos ningún protector, y no les ha pasado nunca nada). Importante acá, ¡invertir en una buena mochila!

IMG_7105

Contras:
  • La ropa se arruga un poco más.
  • Si nos pasamos de peso, la espalda lo siente.
  • Tenemos que ser más organizados si es que queremos encontrar todo fácil y rápido.
  • Hay que armar y desarmar muchas veces más que en el caso de la maleta.

¿Cuándo recomendamos viajar con maleta?

Cuando no tienen muchos destinos en un mismo viaje, es decir, cuando piensan moverse poco. También cuando uno va a un lugar donde piensa hacer muchas compras… Un buen tip para consumistas es llevar la maleta grande vacía y dentro la chiquita de mano con la ropa que vamos a llevar. ¡Suficiente espacio para comprarnos todas las liquidaciones que queramos!

Cuando viajamos a Panamá aprovechamos algunas ofertas y el buen tipo de cambio que habia en ese momento, e hicimos uso de este tip. Mi cara lo dice todo, estaba MUY barato!

Compras Panama

¿Cuándo recomendamos viajar con mochila?

Cuando tienen que moverse por muchos lugares, o pretenden viajar en medios de transporte local por cuenta propia. Sobre todo para viajar al varios lugares de África o al Sudeste asiático, las mochilas entran en los tuk tuk, buses y demás, donde los espacios son sumamente reducidos. ¡No sé cómo debe ser moverse por esas regiones con una maleta!

DSCN6064

IMG_5989

Otra cosa que nos gusta de las mochilas es que, dentro de todo, pasan un poco más “desapercibidas”. Parecer menos turistas siempre ayuda a que no quieran aprovecharse de uno o incluso evitar robos y arrebatos.

Hoy por hoy hay mochilas que también tienen ruedas, nosotros no las usamos porque son más chicas y pesadas por el tipo de estructura que tienen, pero hay quienes las encuentran útiles.

IMG_0335

También conocemos personas que viajan con maletas pequeñas que quepan en cabina, para no tener que despachar equipaje. Para nosotros no nos resulta tan práctico salvo que el viaje sea relativamente corto, además lo que podés llevar en cabina está limitado y eso puede ser un problema de practicidad también, sobre todo en un viaje largo. Pero es una opción válida y  hay muchos a quienes les resulta más cómodo.

Como en todo, es cuestión de gustos. Como les comentaba al principio, nosotros desde que empezamos a viajar con mochila somos mucho más felices… llame a-ho-ra, y obtenga su mochila Viajeros 360 a un precio de oferta!! Jajaja Sentí como que estaba vendiendo algo, pero no!!

Enserio que desde que empezamos a viajar con mochila, no la dejamos más. Las maletas son pesadas y odiosas de estar arrastrando, nos resultan poco prácticas para movernos, se rompen y son un clavo para meter en trenes, metros, valijas de autos, lockers de hostels, etc. etc.

DSCN6371

En mi caso cuando viajé a Europa por primera vez (un viaje de algo más de un mes) lo hice con maleta, y debo decir que no me resultó de lo más práctico. Sobre todo cuando llegamos a un hostel donde el ascensor estaba roto, y hubo que subir 5 pisos por escalera cargando la maleta… y lo mismo 5 días después cuando nos íbamos! (Ahí fue más fácil, ¡puedo decir que casi casi la mandé rodando cuesta abajo!).

También de tanto arrastrarla por escaleras, calles empedradas y estaciones de metro, se me gastó una rueda y se terminó partiendo, así que tocó improvisar con cinta aisladora y hacer una reparación muy pro que aguantó todo el resto del viaje, pero me dejó la maleta un poco chueca.

IMG_8170

Y no fui la única con problemas “maletísticos”, en el grupo de quienes viajaron conmigo hubo muchas bajas de este tipo, incluso varios directamente compraron nuevas maletas (se les rompió la manija para llevarlas, perdieron un eje de ruedas, entre otros accidentes). A mi hermana cuando volvió de NY la maleta le llegó sin un pedazo… si, posta, ¡era de las estructuradas y le faltaba una parte!

Luego sí, viajamos con maleta a lugares como el caribe, donde no pensábamos hacer más de un destino, y nos resultó bien. Pero hoy por hoy ya no volvemos atrás. Nuestras mochilas son también símbolo de viajes, ya estamos más prácticos para empacar y desempacar, y sin dudas son cómodas. Nada más lindo que armar esas mochilasss!!

Tips para elegir maleta:

Si bien ya no usamos maletas, hay algunos puntos que nos parecen importantes a la hora de elegir una:

  • Si bien son cómodas para llevar verticales, las maletas con cuatro ruedas que sobresalen siempre tienden a romperse más rápido en los traslados. Las ruedas son chiquitas y al sobresalir, es un mal golpe y adiós rueda. Los quiero ver arrastrando una maleta de 22 kilos con 3 ruedas…
  • Si elegimos con dos ruedas traseras, está bueno que no las tengan por fuera, sino que estén lo más “metidas” en la maleta que sea posible. Y que sean ruedas grandecitas, no de esas minúsculas.
  • No nos gustan para nada las maletas rígidas. Parecen lindas, de hecho a simple vista lo son… Pero salvo que piensen llevar cosas muy frágiles o de mucho valor, estas maletas no sólo son pesadas (lo que nos quita peso para poder llevar equipaje), sino que además son lo menos práctico que existe a la hora de llevar en algún medio de transporte. Hay algunas que son de plástico pero no son de las rígidas rígidas. Puede ser una buena opción si queremos algo intermedio.
  • Relacionado con lo anterior, recomendamos elegir siempre la más liviana.
  • Está bueno que tenga fuelle que se abra, ya que nos da capacidad de cargar un poquito más la maleta, y si no lo usamos lo llevamos cerrado y listo.
  • Siempre suma que dentro tenga bolsillos y compartimentos. Si los tiene por fuera puede ser útil, en lo personal no sé si alguna vez usé los bolsillos externos de una maleta…
  • Que la manija o agarradera sea firme y se guarde fácilmente es un buen aspecto a tener en cuenta.
  • Si compran maleta clásica y de colores clásicos, ¡pónganle un distintivo especial para reconocerla a simple vista! (Está lleeeeno de maletas negras y grises!).

Tips para elegir una buena mochila.

  • Para nosotros es esencial que tenga doble apertura: arriba y abajo. Esto nos permite acceder a casi toda la ropa sin tener que desarmar la mochila.
  • Que tenga bolsillos. ¡Es muy útil a la hora de organizar todo!

DSCN6560

  • Que las agarraderas que van en los hombros sean cómodas. Apolifonadas y ergonómicas, que no tengan bordes muy duros que nos puedan lastimar.
  • La parte de la espalda es fundamental. Que tenga una buena armazón que distribuya bien el peso, que sea ergonómica y tenga una separación para que la espalda “respire”.
  • Que tenga correas para ajustar la mochila en el pecho y en la cadera. Esto alivia mucho la carga de peso y hace que sea más cómoda para caminar.
  • Que sea ajustable de todos lados. Incluso un ajuste que yo uso mucho es el que está arriba de los hombros, para dejar la mochila más “pegadita” a la espalda.
  • Que tenga “cuerdas” y enganches para colgar cosas, como puede ser un abrigo, un sobre de dormir o incluso hasta zapatos que tengamos mojados. Lo que sea. Nunca vienen mal.
  • Que tenga red en los costados para poner botellas. La mía tiene y parece una bobada, pero la verdad es que lo he usado bastante (no solo para botella de agua, también he puesto por ej el impermeable si llovía, o un paraguas).
  • Que tenga impermeable incluido es un buen detalle a tener en cuenta. Por lo general lo traen debajo guardado en un pequeño compartimiento, y lo podemos sacar fácilmente si nos agarra la lluvia sin riesgo a perderlo.

20141211_105222

  • Que tengan bolsillos en las agarraderas de las caderas está bueno también, sobre todo para guardar cosas chicas o incluso prendas pequeñas (pañuelos o chalinas, medias, ese tipo de cosas).
  • Prestar mucha atención a los cierres. Que sean de buena calidad, que no se tranquen, que sean cierres grandes. Ídem con los cierres tipo clip. Los cierres tienen que ser de esos impermeables, que no les entre agua (están como al revés).
  • ¡El material también es importante! Las mochilas muy baratas a veces son de un material que tiende a rajarse.
  • Que tenga buenas terminaciones, costuras reforzadas, fondo resistente.

Recomendamos sin dudas invertir en una mochila de mediana/buena calidad, les aseguramos que vale la pena. ¡Ahorra dolores de cabeza durante un viaje largo y también dolores de espalda! Como dicen, a veces lo barato sale caro.

20150111_113225

Nuestras mochilas:

¡Antes que nada, no, Doite no nos esponsorea! Nuestras mochilas las pagamos en contante y sonante, y no son de lo más económicas. Pero si hay algo que podemos decir, es que nos resultaron buenas y aguantan de todo.

Ambas son de 60 litros, y son muy livianas en sí mismas. Tienen todos los chiches en materia de bolsillos, cierres, enganches, y mil cosas que seguro ni usamos jaja

En mi caso, elegí un modelo femenino (Annapurna), que lo que tiene de bueno es que sobrepasan menos la altura de la cabeza, y se ajustan mejor a la espalda y cadera. Si bien yo soy alta, noto la diferencia entre mi mochila y la de Gastón. Además, tiene más bolsillos y bolsillitos 😉 Y es rosada jaja

IMG_7103

Nos resulta genial que se ajusten de todos lados para poder caminar más cómodos, y que se abran tanto por arriba como por debajo. Para despacharlas no somos de ponerles la funda impermeable aunque vemos que muchos lo hagan, lo que si hacemos es atar las correas sueltas y hacerla tipo un “paquete”. Ojo con usar los enganches para esto, porque pueden partirse o salirse. Personalmente prefiero atarlas.

Tenemos estas mochilas desde 2014, y han recorrido los 5 continentes! Las hemos cargado, arrastrado, hecho rodar, se han ensopado, embarrado… Han viajado en todo tipo de medios de transporte sin ningún problema: avión, avioneta, auto, camioneta, tren, tuk tuk, dala dala, barco, ferry, metro, bus, y hasta en scooter! Se han adaptado a todo tipo de situaciones, han ido cargadas al mango y nunca nos dejaron tirados, realmente, vale la pena invertir en una buena mochila.

IMG_6718

¡Esperamos te sirva nuestra experiencia a la hora de elegir tu equipaje! Seguro nos queda mucho por aprender, así que se aceptan sugerencias y recomendaciones. En el próximo post les contamos como empacamos nosotros nuestras mochilas y lo que hemos ido aprendiendo en el camino.

Contanos, ¿cómo te gusta viajar a vos? ¿Mochila o maleta?

Como siempre, nos ayudas compartiendo este articulo en tus redes sociales 🙂

Sobre el Autor

Karina

Karina

Deja un comentario