Cristo Redentor. Río de Janeiro, Brasil. Viajeros 360 Blog de viajes
Brasil Favoritos

Cristo Redentor. Río de Janeiro, Brasil.

Cristo Redentor
Escrito por Karina

El Cristo Redentor es un ícono de Brasil, una de las imágenes más famosas cuando vemos artículos sobre viaje, que ha sido objeto de canciones y aparición en famosas películas de cine. Seguro al hablar de Rio de Janeiro, todos pensemos enseguida en este lugar! Además, es un lugar de peregrinación para los católicos, por lo cual tiene también un gran valor cultural y religioso.

DSCN5906

Pero, que es exactamente? Es una estatua de Jesús de Nazaret con los brazos abiertos, de casi 40 metros de alto (para ser precisos, 38), contando el pedestal sobre el que se ubica. Está a 710 metros sobre el nivel del mar, en la cima del Cerro Corcovado.

Tomó aproximadamente 5 años en construirse, y quedó finalizada e inaugurada en 1931.

Está construido de hormigón armado, y según dicen su ejecución fue realmente una hazaña para la época; no solo por su dimensión sino porque fue construido en la altura y su estructura, con los brazos que se extienden al vacío y su cabeza inclinada levemente hacia adelante, fue un verdadero desafío arquitectónico.

Hace unos años agregaron escaleras mecánicas en el acceso, lo cual facilita la subida al mirador donde se encuentra.

Cómo llegar?

Según habíamos estado averiguando, desde la playa de Lido, en Copacabana, había una compañía de camionetas que te llevaban al Corcovado, con ingreso incluido en el precio. También leimos que era posible ir hasta un lugar y subir en el tren turístico. Después de manejar ambas opciones, decidimos ir en las camionetas ya que si bien el costo era el mismo, esta era la forma más directa y nos permitía aprovechar mejor nuestro tiempo.

Así que, mochilita al hombro y después de un suculento “desayuno de campeones”, allá salimos…qué llevamos en la mochilita? Protector solar, agua, un abrigo liviano para usar dentro de la camioneta (por el tema del aire acondicionado), gorro, cámara de fotos, algo por si nos daba hambre (en nuestro caso unas galletitas dulces…siempre nos da hambre!!), y por supuesto, ropa de playa por si pasábamos por algun lugar irresistible! Teníamos que ser precavidos. Tener mucha precaución con la mochila y su manejo, si bien no consideramos que la ciudad sea el “cuco” inseguro que muchos dicen, hay determinados aspectos a tener en cuenta para cuidarse de este tipo de cosas.

El camino hacia el lugar de las van fue más que nada, un paseo por la rambla de Copacabana. Viendo a la gente hacer deporte al sol, bronceándose, jugando al volley, paseando a sus mascotas, practicando todo tipo de deportes en la bici senda… en fin, que lujo!

Finalmente, llegamos a la playa de Lido, donde se ubica esta compañía que podrán verla fácilmente en la acera del frente a la playa, ya que es un parque cerrado con rejas verdes y se vé no solo un cartel enorme con una foto del Cristo, sino un montón de gente dispuesta a adquirir su entrada.

Luego de un ratito de hacer fila, y siendo las 9 y algo, estábamos entrada en mano saliendo rumbo al Corcovado. Antes de comprar su entrada, que cuesta 60 reales por cada uno en temporada alta e incluye traslado ida y vuelta, e ingreso; podrán verificar en los carteles dispuestos a tales fines las condiciones de visibilidad desde el Corcovado. Tuvimos la suerte de tener un día despejado maravilloso, pero sabemos que en Río no siempre esto es así por lo cual es importante que si para Uds. es prioritario tener una vista bien despejada de la ciudad desde arriba, lo cual no tiene desperdicio, presten atención a esto antes de adquirir su ticket ya que luego no hay reclamos.

Un buen consejo que tomamos de otro viajero fue visitar este lugar temprano, y el primer día soleado que tengamos; no confiarnos en que mañana estará lindo ya que no es tan fácil que esto sea así, más aún si tienen pocos días, y es un imperdible que vale la pena aprovechar al máximo.

Las combis son camionetas tipo van, con lugar para aprox. 15 personas, todas nuevas y muy prolijas. Luego de que una se llena, sale y viene otra, y así sucesivamente. Realmente se nota que es una gran empresa ya que tienen una amplia flota de vehículos. También tienen sucursal con salidas desde Barra da Tijuca y desde el centro. Por más información, pueden visitar el siguiente link: http://www.paineirascorcovado.com.br

Luego de un rato de viaje, y una subida al cerro bastante ágil (la verdad que se nota que las curvas las saben de memoria, porque van a una linda velocidad!), llegamos. Y ahí se veía, de espaldas, el Cristo Redentor. Con sus brazos abiertos. Ese que vimos en tantos documentales y fotos. Estábamos al fin ahí!

DSCN6124

Un sol radiante, un cielo celeste intenso, no podría haber sido mejor. Y, obviamente, ahí estaban… miles de personas con la misma intención que nosotros, ver esa maravilla del mundo en todo su esplendor.

Luego de subir las escaleras hasta el lugar donde se ubica, y parar a tocar su base como símbolo de triunfo, procedimos a tomar las fotografías de estilo…chocando con veinte mil personas intentando hacer lo mismo, estirando sus brazos en un intento de emular la estatua y tomar la famosa foto.

IMG_2897

IMG_2852

Caminando hasta el final del mirador, podrán ver una vista realmente impactante de Río de Janeiro. Se ve TODO. El estadio Maracaná, el puerto, las distintas playas, el Cerro Pan de Azúcar, los morros, favelas, el mar salpicado de islitas y más morros, en fin, una vista impresionante que no se pueden perder. Y, desde nuestro punto de vista, si giramos sobre nuestro eje y miramos el Cristo desde esa distancia, tendremos no solo una visión mucho más imponente del mismo, enmarcado entre las pequeñitas cabezas de la gente y recortado en el cielo azul, sino que para los amantes de la fotografía, podrán hacer unas buenas tomas del mismo donde se aprecie que está ubicado en la altura. A cada rato pasaban volando helicópteros cerca del lugar, lo que le daba también cierto encanto extra a todo.

DSCN6056

IMG_2878

Demás está decirles, tener paciencia para visitar este tipo de lugares. La gente está un tanto excitada y efusiva, queriendo tomar su foto, muchos no respetan que uno quiere disfrutar del lugar, te pasan por encima, te gritan, te pisan, de todo. Pero esto no solo pasa acá sino en cualquier lugar donde el turismo sea masivo, así que bueno, un buen consejo siempre es ser pacientes y enfocarse en disfrutar lo que realmente fueron a ver, apreciar el momento y lo que tienen delante de sus ojos, tratar de grabar no sólo en sus cámaras sino en sus retinas este momento único y ser conscientes de donde están, de lo privilegiados que son 🙂

DSCN6050

Si observan en detalle la estatua en sí, podrán apreciar todos los detalles que a simple vista se nos pierden… la perfección de los rasgos del rostro, las manos, los detalles de la vestimenta, en fin, una verdadera obra de arte.

DSCN6109

Bueno, luego de pasar allí un buen rato, decidimos que era hora de irnos. Ya era mediodía, y la verdad que el sol picaba muy fuerte. Nos tocó esperar por una camioneta un buen rato, ya que la fila era bastante larga para las camionetas rumbo a Copacabana. Así que les recomendamos nuevamente, pa-cien-cia! Aprovechen para leer algo, planificar el resto del día, o simplemente conversar.

En fin, les recomendamos que si tienen la oportunidad, no dejen de visitar esta Maravilla del Mundo. Si bien puede que sea una de las maravillas que tiene menos historia en comparación con sus compañeras, vale la pena verla y juzgar con nuestros propios ojos!! Realmente, es una de las más accesibles para quienes estamos en Sudamérica, y por su ubicación es un viaje que se presta mucho para ir a veranear y conocer esta espectacular escultura, además de que la vista desde allí arriba es impresionante!

Que opinas? Te gustaría ir? Ya fuiste? Contanos!

Deja un comentario